Defensa y Justicia le ganó a Godoy Cruz y mira de reojo la zona de copas

Se impuso por 2-0 en Florencio Varela y se acerca a los puestos clasificatorios a la Copa Sudamericana. Martínez y Cardozo marcaron los tantos ante un equipo mendocino que deberá sumar muchos puntos el próximo año para no descender.

Defensa y Justicia sigue en plena levantada luego de derrotar a un desmotivado Godoy Cruz de Mendoza por 2 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado en el estadio "Norberto Tomaghello", en el marco de la decimosexta jornada de la Superliga.

David Martínez, a los 44 minutos del primer tiempo, inauguró el marcador a favor del conjunto dirigido por Mariano Soso.

Ya en el complemento, Neri Cardozo, a los 22, aumentó la diferencia para el anfitrión.

La paupérrima actualidad del conjunto "Tombino" halló su correspondiente prosecución en la tarde bonaerense.

La muy recuperada formación de Mariano Soso dio cuenta de su rival como una mera cuestión administrativa. Lejos del relativo poderío de otrora, el "Bodeguero" no resultó más que una triste mueca futbolística, en contraposición a un Defensa y Justicia que le ganó el cotejo de punta a punta en base a un mejor juego de conjunto y a un mayor compromiso con el espectáculo.

Haciendo pesar su condición de dueño de casa, el vencedor le hizo precio a un elenco mendocino que parece solicitar a gritos el receso para acomodar un tanto su precaria estrategia y ahuyentar mínimamente la total desmoralización en la que se encuentra inmersa su plantilla ante la segura vuelta del interino Daniel Oldrá a las divisiones inferiores para que asuma Mario Sciacqua como nuevo entrenador.

Con comodidad el elenco de Florencio Varela le llegó a su rival desde el pitazo inicial del correcto árbitro Lucas Comesaña, aunque recién sobre la expiración de la primera etapa logró la merecida ventaja a través de un remate dentro del área del defensor Martínez, tras una jugada preparada en la semana.

Embed

El complemento potenció el dominio del "Halcón" en desmedro de un oponente tan aletargado como escasamente resolutivo que observaba atónito y sin reacción como su oponente definía el match tras un remate del veterano e influyente Cardozo, luego de un rebote que quedó a su merced.

Mucho trabajo tendrá Mario Sciacqua para enderezar el rumbo de un equipo que parece no despertar de un letargo que le está haciendo disminuir drásticamente su promedio de cara al futuro, circunstancia completamente inversa a la del conjunto del joven entrenador uruguayo de Defensa y Justicia, que de a poco se está reponiendo de un vacilante inicio de campeonato.

Dejá tu comentario