Boca no lo definió y le empataron

Deportes

River puntos a Estudiantes del partido que le está ganando a Racing por 2 a 1. El equipo de La Plata confirmó su buen momento derrotando el sábado a Vélez por 1 a 0. Boca ahora es escolta junto a Estudiantes, y cuarto quedó Tigre,-River quedó como único puntero del torneo Clausura después de su triunfo ante Arsenal y el empate de Boca en Bahía Blanca con Olimpo, pero esta situación puede cambiar el jueves si el Tribunal de Disciplina le otorga los que empató en Rosario ante Newell's y es el equipo que más puntos cosechó en la temporada. San Lorenzo obtuvo su cuarta victoria consecutiva al derrotar a Lanús por 3 a 1 con una gran actuación de Andrés D'Alessandro.

Boca juega a «matar o morir» y a veces mata y otras muere. El equipo de Carlos Ischia se acostumbró a cambiar ataque por ataque y a dar muchas ventajas defensivas, que no tienen que ver con rendimientos individuales, sino con la poca marca de los mediocampistas que dejan que el rival llegue con ventaja numérica.

En esa «ruleta» que propone Boca juega a su favor la calidad de sus delanteros. Rodrigo Palacio gana habitualmente por su velocidad y Mauro Boselli hizo pesar su presencia física para ganar por arriba, como lo hace habitualmente Palermo. Por eso cada tres situaciones que le crean, crea seis, pero como no siempre las convierte, le puede pasar como ayer, que terminó empatando ante Olimpo, en un partido que no supo definir.

Uno de los responsables de que Boca no haya triunfado o que Olimpo haya empatado fue el arquero José Ramírez, quien le ganó cuatro mano a mano a Palacio. No pudo con la capacidad de Leandro Gracián, quien definió cruzado con mucha categoría ante la salida del arquero correntino.

Olimpo empezó tomando algunas precauciones defensivas, pero en el segundo tiempo Roberto Saporiti sacó al mediocampista Wagner y puso al delantero Olivi, para cambiar «golpe por golpe» en las mismas condiciones que el rival.

El cambio le dio rédito, porque fue Olivi quien mandó el centro para que Josemir Lujambio lograra el empate de cabeza ante la salida tardía de Caranta.

Boca terminó pagando caro su falta de contundencia y de manejo de los tiempos. Ischia hizo ingresar tardíamente a Alvaro González por Gracián para equilibrar el mediocampo, porque al minuto de ingresado el uruguayo y sin que se hubiera acomodado llegó el empate.

Muchas veces comparan a Ischia con Bianchi, del que fue su ayudante, pero la diferencia es abismal, porque el «virrey» tenía como mayor virtud «saber cerrar los partidos» y cuando Boca iba ganando, era poco menos que infranqueable. En cambio, este equipo parece «frágil de mandíbula», capaz de dar vuelta cualquier resultado, pero dando tantas ventajas defensivas, que es también capaz de perder o empatar contra cualquier rival. La virtud de Olimpo fue entender esto y salir a atacarlo sin respetar los pergaminos del rival. Así se llevó un empate y casi logra un triunfo.

Dejá tu comentario