Racing se quedó sin técnico

Deportes

Racing está en un callejón sin salida. A su delicada situación institucional y futbolística, ayer se sumó la renuncia del entrenador Miguel Angel Micó.

Si bien en forma oficial, Blanquiceleste aún no reconoció haber iniciado gestiones para contratar a ningún entrenador, los primeros sondeos fueron para Falcioni y Ardiles.

En una segunda línea en la carrera por la sucesión se encuentran Claudio Borghi, quien su llegada sería impulsada por el ex presidente Nestor Kirchner, aunque no aceptaría asumir en este momento. También figuran Juan Manuel Llop -espera el llamado- y Juan Ramón Carrasco -está dirigiendo a River de Uruguay-.

Desde hace tiempo se sabía que la continuidad de Micó pendía de un hilo y hace un mes allegados a la gerenciadora comenzaron los sondeos previos para buscarle un reemplazante.

En ese sentido, más allá de que Falcioni le aseguró a Micó, según reconoció públicamente el ex entrenador de Racing, que De Tomaso no lo llamó, fuentes de la entidad de Avellaneda comentaron que hubo contactos con el ex entrenador de Independiente. Si bien no fue De Tomaso quien se contactó con Falcioni, socios del gerenciador lo sondearon hace un tiempo, buscando puntos de acuerdo para su contratación.

En tanto, allegados a Osvaldo Ardiles comentaron que hace un mes desde la empresa Blanquiceleste lo consultaron para saber si estaba dispuesto a dirigir nuevamente a Racing, y la respuesta fue negativa. Pero de aquel llamado a Ardiles a hoy pasó un mes y ahora las cosas podrían haberse modificado, por lo cual habrá que esperar si en estas horas, de no haber acuerdo con Falcioni, vuelven a proponerle ser el técnico de Racing.

Dejá tu comentario