Sarmiento se quedó con un duelo clave por el descenso ante Temperley

Deportes

Con dos golazos en un puñado de segundos, Sarmiento ganó una "final" en la lucha por el descenso ante Temperley, al dar vuelta la historia en Junín e imponerse por 2 a 1, en la continuidad de la decimosexta fecha del torneo de Primera División 2016/17.

El "Celeste" se fue al descanso al frente en el marcador gracias a un tiro libre en forma de centro de Marcos Figueroa, a los 38 minutos de la etapa inicial, que resultó tan venenoso que, aunque no la tocó ningún otro jugador, se le metió contra un palo al arquero Julio Chiarini.

Sin embargo, en el complemento, el conjunto dirigido por Fernando Quiróz primero lo empató con un soberbio remate directo de tiro libre de Gervasio Núñez y enseguida pasó al frente con una pirueta en el área del ingresado Adrián Balboa.

Con este triunfo, el "Verde" de Junín amplió a cuatro puntos la ventaja sobre Temperley en la tabla de los promedios y le mete presión a Arsenal de Sarandí, pese a que todavía está dentro de los cuatro puestos de descenso.



Fue un emotivo encuentro el que se vivió en el interior de la provincia de Buenos Aires, es cierto que con poco vuelo futbolístico, pero con vaivenes emocionales que sirvieron para armar un buen espectáculo.

Sarmiento empezó mucho mejor, arrinconando a Temperley pero sin poder reflejarlo en el marcador, aunque ese empuje se fue diluyendo con el correr de los minutos.

De a poco, Temperley dejó esa especulación de arranque y trató de conectar un poco más en el mediocampo, aunque sin llevar demasiado peligro.

Hasta que llegó el tiro libre de Figueroa, típica jugada en la que el arquero duda entre esperar un desvío o ir a cubrir la trayectoria de la pelota, que terminó entrando junto a un palo.

Parecía que era demasiado premio para el "Celeste" esa ventaja inicial, pero Sarmiento tenía que salir en el segundo tiempo a mantener su plan de juego, que le había dado dominio.

Y así fue como en una ráfaga, a partir de los cambios de Quiróz en los intérpretes, logró darlo vuelta y defender esa ventaja con uñas y dientes.

Núñez colgó del ángulo un tiro libre con su pierna izquierda y, menos de 90 segundos después, Balboa "pescó" en el área una pelota suelta, intentó una media chilena y, tras un rebote, venció a Matías Ibáñez.

De ahí hasta el final, Temperley buscó, con pocas ideas pero mucho ímpetu, al menos llevarse un empate de Junín, pero Sarmiento se defendió bien y se quedó con tres puntos vitales en la lucha por el descenso.

Dejá tu comentario