1 de enero 2014 - 00:48

Schumacher sigue en estado crítico

Michael Schumacher.
Michael Schumacher.
El ex piloto alemán Michael Schumacher se estabilizó pero no deja de luchar por su vida tras las heridas sufridas en un accidente de esquí, aseguró en Grenoble su mánager, Sabine Kehm.

"El estado de Michael ha sido estable", dijo Kehm a la prensa. "No se produjeron cambios significativos. Es una buena noticia, pero sólo por el momento. La situación sigue crítica", añadió.

Kehm dijo que el estado del ex piloto de Fórmula 1 es supervisado constantemente y que "su familia está con él".

"Michael sigue en coma inducido (...), así que tenemos que ser cautos", señaló la mánager del considerado por muchos como mejor piloto de la historia.

"Sólo habrá una rueda de prensa si hay algún cambio significativo", explicó en el concurrido hospital de Grenoble.

Schumacher, siete veces campeón del mundo de Fórmula 1, sufrió un grave accidente mientras esquiaba fuera de pista en la estación de Meribel y se golpeó la cabeza violentamente contra una roca.

Los médicos del hospital de Grenoble le operaron dos veces de la cabeza para reducirle la presión intracraneal. Sin embargo, Schumacher tiene un coágulo de sangre muy extendido en el cerebro y el resto de hematomas son más difíciles de acceder que el que fue intervenido en la segunda operación.

Su vida continúa en peligro a pesar mostrar una "leve mejoría", cuando los médicos explicaron la segunda operación del "Káiser".

"Debido a una mejora pasajera le realizamos un segundo tac, lo que dio lugar a una segunda intervención para reducir la presión intracraneal. Muestra una leve mejoría", dijeron los médicos. "Pero no podemos decir que esté fuera de peligro".

Kehm reveló los primeros detalles del accidente tras conocer el testimonio de un acompañante de Schumacher: el alemán se salió de la pista inmediatamente después de ayudar a un amigo, entró en una zona de nieve virgen y al querer girar sobre una roca perdió el control y su cabeza chocó contra otra piedra.

Al parecer, Schumacher no iba a toda velocidad, pero su cabeza se golpeó de forma violenta. Según medios, el casco se hizo pedazos tras el choque, pero no hubo confirmación oficial.

La segunda intervención realizada a Schumacher, que duró dos horas, sirvió para aliviar la presión intracraneal después de retirar "de forma satisfactoria" un hematoma accesible en la parte izquierda del cerebro.

"La familia no está bien, como es natural", declaró la mánager de Schumacher a los reporteros desplazados a Grenoble. "Están en shock", añadió Kehm.

Dejá tu comentario

Te puede interesar