Airbus cae en números rojos pero dice estar preparado para superar la crisis

Economía

En los primeros seis meses del año el grupo registro pérdidas de 1.900 millones de euros (2.200 millones de dólares) y 298 pedidos netos.

El hundimiento del tráfico aéreo hizo caer a Airbus en números rojos en el primer semestre pero el constructor de aviones europeos asegura que está listo para atravesar la crisis provocada por la pandemia de coronavirus.

En los primeros seis meses del año el grupo registro pérdidas de 1.900 millones de euros (2.200 millones de dólares).

Su rival estadounidense, Boeing, perdió por su parte 2.400 millones de dolares y sufre además de la crisis de su avión 737 MAX, aunque su actividad en defensa es más sólida.

"El impacto de la pandemia de covid-19 en nuestras finanzas es muy visible en el segundo trimestre, con las entregas de aviones comerciales divididas por dos con relación al año pasado", observó el presidente ejecutivo de Airbus Guillaume Faury, citado en un comunicado.

Airbus registró 298 pedidos netos en el primer semestre y entregó 196 aviones durante el periodo.

Muchas compañías aéreas, enfrentadas al hundimiento del tráfico, intentan aplazar las entregas de aviones o no los pueden recibir a causa del cierre de las fronteras.

El segundo trimestre fue especialmente complicado con solo 74 aviones entregados, mientras que Boeing entregó 20.

En total Airbus no pudo entregar 145 aviones durante el semestre a causa de la epidemia.

Las entregas de aviones son un indicador fiable de la rentabilidad del sector aeronáutico porque los clientes pagan la mayor parte de la factura cuando reciben los aparatos.

En cuanto a la facturación fue de 18.500 millones de euros (21.700 millones de dólares) en el primer semestre, un 39% menos.

En la división de aviones comerciales la facturación fue de 12.500 millones de euros (14.665 millones de dólares), un 48% menos.

Las pérdidas operativas fueron de 1.600 millones de euros (1.875 millones de dólares), con una carga de 332 millones de euros (390 millones de dólares) relacionada con el fin previsto en 2021 del A380, el avión de pasajeros más grande del mundo.

El grupo también registró 900 millones de euros (1.055 millones de dólares) en cargas sobre su resultado operativo a causa del covid-19.

A la espera de la futura reanudación del tráfico aéreo -que debería recuperar su nivel de 2019 a partir de 2023- Airbus redujo su producción un 40%, con 40 Airbus A320 mensuales (frente a los 60 de 2019), así como cuatro A220 y y dos A330.

Por otra parte la compañía decidió mantener congelado el proyecto de abrir una nueva planta de ensamblaje del A321 en Toulouse (Francia), pese a los llamamientos de las autoridades locales.

"No podemos invertir en una nueva instalación de producción si no tenemos la actividad para llenarla", indicó la compañía.

Frente a la crisis, Airbus también recortará sus gastos en I+D aunque "preservando los proyectos estratégicos" y anunció además la supresión de 15.000 puestos de trabajo en el mundo, un 11% de sus efectivos totales, 5.000 de ellos en Francia.

"Es una situación difícil e incierta", dijo el presidente ejecutivo Guillaume Faury en una conferencia telefónica. "pero con las decisiones que hemos tomado creemos estar preparados para atravesar este periodo difícil en nuestra industria".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario