La economía alemana crece 1,6%, impulsada por el consumo y el gasto público

Economía

Los egresos del Estado, utilizados para aliviar el impacto de la crisis de coronavirus, fueron financiados por la toma de deuda. El mismo alcanzó los US$ 95 mil millones, lo cual equivale al 4,7% del PBI y representa la mayor cifra en 26 años.

La economía de Alemania, la mayor de Europa, creció 1,6% en el segundo trimestre, de acuerdo con un comunicado publicado hoy por la Oficina Federal de Estadísticas (Destatis).

Si se compara con el mismo periodo del año anterior, la actividad, ajustada por precios, aumentó 9,8% y, por otro lado, refleja un rebote luego de contraerse 2% durante el primer trimestre, afectada por la segunda ola de coronavirus.

Este incremento en el Producto Bruto Interno (PBI) se vio impulsado por el final de las restricciones, que permitió a los consumidores gastar sus ahorros acumulados, así como también por la política de estímulos del Estado alemán. En ese sentido, el consumo se incrementó 3,2% entre abril y junio, mientras que el gasto público se ubicó 1,8% arriba.

Los egresos del Estado, utilizados para aliviar el impacto de la crisis de coronavirus, fueron financiados por la toma de deuda, que impactó en el déficit del Estado dirigido por Angela Merkel. El mismo alcanzó los US$ 95 mil millones, lo cual equivale al 4,7% del PBI y representa la mayor cifra en 26 años.

El Bundesbank (el banco central de Alemania) espera que el mismo siga aumentando a lo largo de este año y supere el 5% del PBI, según la agencia de noticias DPA, algo que está permitido en la Unión Europea, luego de que con la crisis provocada por la pandemia se decida romper con las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento que establece un déficit no mayor al 3%.

El capital constante (que consiste de la maquinaria y el equipamiento de las empresas) ascendió 0,3%, mientras que el intercambio comercial también se ubicó en terreno positivo: las exportaciones de bienes y servicios aumentaron 0,5% y las importaciones 2,1%.

De forma análoga a una tendencia reflejada ayer por el Índice de Gestores de Compra (PMI) de la eurozona publicado por IHS Markit, el sector de servicios se encuentra en mejor forma que el manufacturero: los servicios públicos, la educación y la salud; y el transporte, el alojamiento, el intercambio y la gastronomía se incrementaron 3,8% y 1,1% respectivamente, mientras que la manufactura descendió 1,3% en el segundo trimestre.

De acuerdo con el informe, Alemania aún no logró alcanzar los niveles previos a la pandemia, momento en el cual sufrió su mayor recesión desde la crisis financiera mundial de 2009. El PBI continúa 3,3% por debajo del último trimestre de 2019 y, de acuerdo con el Bundesbank, el crecimiento del primer semestre de este año fue menor al previsto ya que se preveía un alza de alrededor del 4%.

Asimismo, otros países europeos mostraron una mejor actuación en sus indicadores de PBI anuales: España creció 19,8%, Francia 18,7% e Italia 17,3%.

Sin embargo, dichas economías sufrieron una mayor caída al momento de la primera ola de coronavirus, al contrario de Alemania.

Temas

Dejá tu comentario