Aluvión de proyectos para seducir a los productores

Economía

El kirchnerismo presentó el viernes pasado en la mesa de entradas de la Cámara de Diputados una batería de proyectos para intentar descomprimir las protestas de los productores agropecuarios.

El titular de la Comisión de Agricultura y Ganadería de la Cámara baja, el cordobés kirchnerista Alberto Cantero Gutiérrez, adelantó que su bloque presentó al menos ocho destinados a atender la situación de pequeños y medianos productores.

Cantero Gutiérrez explicó que los proyectos incluyen mecanismos de promoción para las pequeñas y medianas empresas agroalimentarias y agroindustriales, a través de créditos del Banco Nación con tasas fijas. Entre las iniciativas, figura un proyecto para crear el Ente Nacional de Promoción y Control Comercial Agropecuario y Agroalimentario (Enpyccaa) para garantizar la seguridad alimentaria y la disponibilidad y accesibilidadde alimentos a precios razonables para la población. También, se encuentra en la agenda de la Comisión de Agricultura una propuesta para declarar la emergencia agropecuaria.

  • Compensaciones

    Otra iniciativa legislativa, que lleva la firma de la tucumana Beatriz Rojkes de Alperovich, establece un mecanismo de compensaciones para los pequeños productores, que según el texto del proyecto son aquellos que poseen menos de 300 hectáreas y se encuentran a más de 450 kilómetros del puerto más cercano. La compensación propuesta es de 15 dólares por cada tonelada y apunta a aquellos chacareros ubicados en la zona extra pampeana que tiene mayores costos de flete.

    «La autoridad de aplicación será la Secretaría de Agricultura y apunta a los productores con una mayor estructura de costos», explicó anoche a este diario el diputado Gerónimo Vargas Aignasse. La segunda iniciativa, que también lleva la firma de Rojkes de Alperovich, esposa del gobernador de Tucumán, José

    Alperovich, es una modificación a la actual ley de aparcerías rurales. El texto eleva de 3 a 5 años el plazo mínimo de los contratos de arrendamiento rural y, según sus autores, apunta a que los pooles sojeros y «capitales golondrinas que invierten en soja como si se tratara de acciones de bancos o inversiones inmobiliarias, desarrollen políticas agrarias a mediano y largo plazo».

    Arturo Navarro, ex presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, dudó ayer de la efectividad de estas medidas ingresadas en el Congreso. En relación al programa de incentivos, Navarro se mostró a favor de un régimen de retenciones a cuenta de ganancia y dijo que el proyecto kirchnerista tiene una grieta ya que permite que los grandes productores se camuflen a través de sociedades fantasma como pequeños chacareros para beneficiarse con esas compensaciones.

    El ex titular de CRA también desconfió de la segunda iniciativa legislativa del Frente para la Victoria y dijo que «el gobierno debería incentivar a los productores para que tengan un plan técnico de rotación de los cultivos para no perder la capacidad productiva del suelo».


  • La crisis del campo había generado fisuras en el bloque kirchnerista de diputados que comanda Agustín Rossi, el miércoles pasado, cuando un puñado de díscolos advirtió: «Con actos en Parque Norte esta crisis no se soluciona. Queremos saber cómo va a seguir esto», en referencia a la movilización de piqueteros y de sindicatos convocada por el gobierno para apoyar a Cristina de Kirchner.

    Dejá tu comentario