Alza (leve) en las tasas a ahorristas

Economía

El Banco Central intenta, sin éxito, impulsar las tasas para depósitos a plazo fijo. Para ello recurre a la tasa de pases pasivos, que recientemente elevó a 7,5% anual a un día de plazo ubicándose en 7,75% a 7 días. Sin embargo, las entidades financieras prácticamente no han retocado demasiado los rendimientos que ofrecen a los ahorristas de plazo fijo.

Esto se debe principalmente a que el nivel de liquidez con que está operando el sistema financiero sigue elevado. «De no intervenir el BCRA, con semejante liquidez las tasas deberían ser aun más bajas», explicó a este diario un ex funcionario del BCRA.

Salvo alguna necesidad puntual, en general los bancos de todo el espectro público y privado no requieren de mayor fondeo. Esto se refleja en las leves alzas que experimenta el «call money», que trepó a cerca de 10% anual para la segunda línea.

La tasa de referencia del mercado, la Badlar (para depósitos de más de un millón de pesos), muestra un promedio para la banca privada que se ubica en 8,30% anual, mientras que por un plazo fijo en pesos a 30 días se está pagando, en promedio, hasta 8% anual en bancos privados y poco mas de 6% en los públicos.

De modo que lo que está ocurriendo es cierto acercamiento entre la tasa Badlar y la de plazo fijo. En tal sentido cabe recordar que meses atrás la liquidez excedente había provocado, incluso, que las tasas para plazos fijos de 100.000 pesos superaran a la Badlar.

Claro que el BCRA, con la tasa de pases, intenta poner un piso a los rendimientos de plazo fijo en pos del objetivo inflacionario. De todos modos el pequeño inversor vislumbra que con una inflación real del orden de 15% anual, las tasas de los plazos fijos ni le compensan la pérdida del poder adquisitivo de sus ahorros, por lo que privilegia el consumo presente por sobre el futuro y por ende sobre el ahorro.

Dejá tu comentario