Aplican más castigos que premios por el consumo de electricidad

Economía

Entre el 10 de octubre y el 9 de noviembre, cuando todavía era moderado el uso de aire acondicionado, 1,21 millón de usuarios fueron penalizados en Capital Federal y Gran Buenos Aires, en las áreas que operan Edenor, Edesur y Edelap, por no haber ahorrado electricidad. Hubo además 716.000 usuarios que recibieron bonificaciones.

Según los términos del programa de uso racional de la energía eléctrica (PUREE), los usuarios deben consumir 10% menos de electricidad que en igual período de 2003, en el caso de hogares y comercios o pequeñas industrias, mientras que las plantas medianas y los grandes clientes deben cumplir el mismo requisito, pero con relación a su consumo del mismo lapso de 2004.

Considerando las tres concesiones, la energía consumida fue de 1,83 millón de megavatios, se ahorraron 181.247 megavatios y se consumieron en exceso sobre la pauta oficial 407.295 megavatios, lo que significa un desahorro de 226.048 megavatios, cifra que está en sintonía con otras fuentes que miden la evolución de la demanda.

No sólo no hubo ahorro, sino que se consumió más que en igual período de 2005. En la discriminación por empresa se observa que los clientes de Edenor fueron los que más desahorro generaron (121.069 megavatios), por lo que serán penalizados 572.923 consumidores.

En Edesur el consumo en exceso de los clientes fue de 96.168 megavatios, y en Edelap de 8.811 megavatios, por lo que serán penalizados 577.975 usuarios de la primera y 63.363 de la segunda.

En la discriminación por categorías de clientes se observa que en las tres empresas los únicos que generaron ahorros positivos fueron los usuarios de la categoría G1, que en su mayoría corresponden a locales comerciales.

Los residenciales lideran tanto el ranking de exceso como el de ahorro energético, pero en las tres compañías se observa un desahorro de los hogares que totaliza 77.152 megavatios.

Dejá tu comentario