Autos: negocian desde hoy con Brasil para reducir déficit

Economía

El secretario de Industria, Fernando Fraguío, se reunirá hoy en San Pablo con su par brasileño, Iván Ramalho, para avanzar en las negociaciones sobre el Pacto Automotor Común (PAC) acordado por ambos países y que vence el 30 de junio próximo.

Las posturas respecto de los pasos por seguir luego del vencimiento del acuerdo, que entró en vigencia el 1 de julio de 2006, están bastante claras.

La tradicional posición brasileña es liberar el intercambio de autos lo antes posible, mientras que la Argentina aspira a postergar esa instancia hasta que ambas industrias sean igualmente competitivas.

Sin embargo, todo indica que lo más probable es que se renueve para los autos sin modificación y por un plazo de dos o más años para dar un horizonte de estabilidad a las empresas.

  • Protección

    El tema de no modificar la actual relación se da porque este sistema se estableció para proteger a la Argentina de la invasión de productos de Brasil. Pero con la actual revaluacióndel real, importar autos desde ese país no es redituable por lo que el tipo de cambio actúa como una barrera natural.

    El problema más grave es en el sector autopartista, ya que Brasil es poderoso en ese rubro y existe un fuerte déficit en la balanza. La negociación va a pasar fundamentalmente por cómo lograr un equilibrio en este punto.

    El sábado, la presidente Cristina Fernández insistió en la necesidad de «lograr un equilibrio de la balanza comerciala través de mayor integración y de mayor grado de complementariedad entre todas las industrias, fundamentalmente del sector automotor, que explica 50% del déficit» argentino con Brasil.

  • Optimismo

    «Tengo muchas esperanzas y mucha confianza de que podamos abordar con mucha racionalidad la nueva discusión del nuevo plazo que vence ahora, el 30 de junio del corriente año, porque la integración tiene que ser vivida por todos los sectores que la conforman de una manera equitativa», aseguró la mandataria en su discurso de apertura de las sesiones extraordinarias del Congreso.

    Tras el primer encuentro de monitoreo del comercio que los reunió en febrero en Buenos Aires, Fraguío reconoció que se buscará que «los autos que exportamos tengan más valor agregado, incorporando más autopartes de origen nacional».

    El secretario añadió que un aspecto que se quiere negociar es que «el acuerdo al que lleguemos sea por más de un año, como una señal a las empresas para asegurar las inversiones».

    Si bien el gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva va en busca de la liberalización total del comercio, sabe que sólo será posible negociar menores controles.

    «No queremos renovar el acuerdo tal cual está, queremos construir una propuesta nueva, que pueda ser de mayor duración», afirmó el viceministro de Desarrollo brasileño.

    La Argentina vive un verdadero boom de la industria automotriz con un crecimiento el año pasado cercano a 30%, el cual, a su vez, impacta de manera determinante en el indicador general de la actividad manufacturera.

    De hecho, las automotrices radicadas en el país prometieron invertir unos 2.500 millones de dólares hasta 2010, con posibilidad de elevar la suma hasta 3.500 millones.

  • Multas

    La actual política comercial común, que rige desde 1991, pero renegociada en diversas ocasiones, establece que cada país podrá importar 195 dólares por cada 100 dólares que exporte.

    Con la firma del ex presidente Néstor Kirchner; la entonces ministra de Economía, Felisa Miceli; y el ex secretario de Industria Miguel Peirano, se redujo el «flex» de 2,6 a 1,95 y se estableció la aplicación de multas y costos que recaerán sobre las terminales y las autopartistas de superarse esa marca.

    No obstante, las proyecciones de la Asociación de Fábricas de Automotores ( ADEFA) estiman una relación comercial que ronda actualmente el 1,28, lo que permite una nueva baja del flex.

    Precisamente, ése fue el criterio utilizado durante la última negociación, cuando la tendencia era de 2,1.

    Acompañarán a Fraguío en el encuentro de hoy el director ejecutivo de ADEFA, Fernando Rodríguez Canedo, y representantes de las filiales locales de las automotrices europeas Mercedes-Benz y PSA Peugeot Citroën.
  • Dejá tu comentario