Bajas en Wall Street y Europa. La Bolsa de Tokio se desplomó 4,5%

Economía

Las bolsas mundiales bajaron, afectadas por la debilidad del dólar y la marcha de la economía estadounidense, donde los temores sobre la inflación se suman al fantasma de una recesión.

La Bolsa de Nueva York terminó por tercera sesión consecutiva en baja este lunes, a causa de nueva señales de inquietud sobre la economía estadounidense: el Dow Jones perdió 0,06% y el Nasdaq 0,57%.

En sesión, el Nasdaq descendió a su nivel más bajo desde octubre de 2006, a 2.240,30 puntos.

"El pesimismo se instaló en Wall Street", explicaron analistas del sitio de informaciones financieras Briefing.com.

Las plazas latinoamericanas cerraron dispares. La bolsa de Sao Paulo subió 1,58%, México ganó 2,10%, Santiago bajó 1,26%, Buenos Aires perdió 1,17%, Bogotá bajó 2,42%.

La bolsa de París perdió 1%, Francfort 0,86% y Londres un 1,12%, Madrid 2,34% (IBEX-35), continuando el retroceso iniciado el jueves y el viernes.

En Tokio, el índice Nikkei terminó con un derrumbe de 4,49%, mientras la bolsa de Bombay se hundió un 5,12%. En Seúl, el índice Kospi se replegó un 2,33%, y el S&P/ASX200 de Sidney cedió un 2,98%. Taipei terminó en baja de 1,78%, mientras Manila cayó un 1,60%.

La sesión también fue agitada en Hong Kong, donde el índice Hang Seng cerró en baja de 3,07% antes del anuncio del banco británico HSBC, con una fuerte posición en Asia, de una progresión de 21% de su beneficio neto en 2007 pero también de un alza de 63% de sus previsiones de créditos difíciles de cobrar, a 17.242 millones de dólares.

Totalmente ajeno a las preocupaciones mundiales, el índice compuesto de la bolsa de Shanghai cerró en alza de 2,06%.

El pesimismo de los inversores, tanto en Europa como en Asia, fue atizado por la vigorosa alza del euro y del yen frente al dólar, lo cual penaliza a los exportadores de las dos zonas.

Hacia las 19H00 GMT, el billete verde valía 103,49 yenes, mientras que la moneda europea se cotizaba a 1,5181 dólares, tras haber rozado en los intercambios asiáticos su récord histórico de 1,5239 dólares alcanzado el viernes.

"El yen aumentó a raíz de los nuevos temores de un empeoramiento de la situación económica en Estados Unidos", explicó Kazuhiro Takahashi, jefe del servicio de acciones de Daiwa Securities SMBC.

François Chevallier, estratega de VP Finance, estimó por su lado que la debilidad del dólar "explica la reacción bajista de las acciones europeas", incluso aunque el billete verde parece llamado a "estabilizarse contra el euro" en 2008.

Además, nuevas decepciones sobre la economía estadounidense alimentaron las inquietudes sobre una desaceleración económica mundial, en momentos en que el alza del precio de las materias primas limita el margen de maniobra de los bancos centrales.

Para Manoj Ladwa, especialista de productos derivados en Tradindex, "el panorama económico sombrío anuncia nuevos recortes de las tasas, pero los nuevos recortes de las tasas dejan presagiar un alza de la inflación, y ninguna de estas perspectivas es favorable para los mercados".

El viernes, en Nueva York, el Dow Jones perdió un 2,51% y el Nasdaq un 2,58%, tras resultados de empresas decepcionantes y una caída a 44,5 puntos del índice de actividad en el sector industrial de la región de Chicago, su menor nivel desde diciembre de 2001.

"Aumentaron los temores de una recesión en Estados Unidos entre los inversores. Incluso existe una teoría cada vez más popular según la cual la economía estadounidense ya estaría en recesión", comentó Ryohei Muramatsu, analista de Commerzbank en Tokio.

Asia

La Bolsa de Tokio se desplomó un 4,5 por ciento en la jornada de hoy y se situó por debajo de los 13.000 puntos por primera vez desde el 23 de enero a consecuencia de la depreciación del dólar, que hoy alcanzó un mínimo de 102 yenes.

El selectivo Nikkei cayó 610,84 puntos hasta situarse en los 12.992,18 enteros, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, cedió 53,13 puntos, o un 4,01 por ciento, hasta los 1.271,15 enteros.

La depreciación del dólar estuvo presente durante la jornada de hoy en Tokio y su caída a los 103 yenes, y momentáneamente a los 102 yenes, afectó a los principales exportadores de automóviles y las compañías de alta tecnología niponas.

El desplome del dólar respecto al yen habitualmente hace caer el Nikkei, dado el interés de los grandes exportadores por un dólar fuerte.

Así, las caídas fueron generalizadas en el parqué tokiota lideradas por los sectores de hierro y acero, las maquinarias y los metales no ferrosos.

Según dijo a la agencia de noticias Kyodo el director de administración de Daiwa Securities, Yumi Nishimura, si el dólar se deprecia hasta alcanzar un nivel menor a los 100 yenes, es posible que las compañías japonesas vean una caída en sus beneficios, incluso para este año fiscal que finaliza el próximo 31 de marzo.

Los datos económicos negativos procedentes de EEUU y los temores reforzados a una crisis crediticia en este país y en sus instituciones financieras hicieron mella entre los inversores de la plaza tokiota.

El analista de Shinko Securities, Tsuyoshi Segawa, indicó que las preocupaciones por una recesión en EEUU siguen presentes, puesto que una crisis, grave o moderada, ya es "inevitable".

El líder en términos de volumen fue la acerera Nippon Steel que se desplomó en 38 yenes, o un 7 por ciento, hasta los 522 yenes.

De la dura jornada de hoy se salvaron las aerolíneas y destacó la compañía de telefonía Nippon, que creció 15.000 yenes, o un 3 por ciento, hasta los 469.000 yenes.

El líder en términos de valor fue Toyota Motor que cedió 190 yenes, o un 3 por ciento, hasta los 5.560 yenes, mientras que Honda Motor cayó 190 yenes, o un 6 por ciento, hasta los 3.070 yenes.

En la primera sección un total de 1.615 acciones perdieron terreno frente a 91 que lo ganaron y 22 que se quedaron como estaban.

En la jornada de hoy se intercambiaron 2.126,02 millones de acciones frente a las 1.979,82 millones del viernes.

Dejá tu comentario