7 de agosto 2002 - 00:00

Bajó fuerte tasa de Letras (a 7% mensual)

Bajó fuerte tasa de Letras (a 7% mensual)
Otra fuerte baja de tasas se produjo ayer en la licitación de Letras del Banco Central: pasó de 94% a 86% --equiva-lente a 7% mensual-ya alejada de 130% alcanzado hace un mes. El dato es clave porque esta tasa es la que, tras la salida de la convertibilidad, es la que sirve de base para todas las operaciones monetarias, desde depósitos a plazo fijo, créditos de corto plazo, y hasta las cauciones bursátiles.

De esta manera, el BCRA sigue absorbiendo pesos en circulación, y ahora el stock de Letras colocado en el mercado llega a $ 1.000 millones. De todas maneras, es ante cada vencimiento, una amenaza, ya que, pueden volcarse al dólar en caso de mayor incertidumbre entre los operadores.

Ayer la tasa de las cauciones bursátiles reaccionó en consecuencia y cayó a 15% anual para las colocaciones en la Bolsa a siete días de plazo. «Hace un mes la tasa de un día estaba en 70% y ahora es de sólo 7%. Acompaña la tasa de las Lebac a lo que se suma el mayor interés de inversores por colocarse a tasa en la Bolsa, pero hay un cupo para ello, lo que hace reducir los rendimientos», señaló ayer a este diario Juan Nápoli, de Nápoli Sociedad de Bolsa.

Los datos monetarios le están jugando a favor del equipo económico. A la caída en la tasa de Lebac se suma que la cantidad de redescuentos (siguen las críticas en el mercado por la forma en que el Central asigna la ayuda financiera a cada entidad) que otorgan dejó de crecer fuerte, aunque se mantiene en niveles cercanos a los 20.700 millones de pesos. Con el dólar estable en niveles de 3,60 pesos y el Banco Central ganando reservas -ayer, u$s 16 millones-, se completa un panorama favorable hasta el momento.

• Amenaza

Para el directorio del Banco Central, la única amenaza es una eventual demora de la Argentina en cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario. De hecho, sigue estando vigente la amenaza de default con organismos, algo que puede dar un giro negativo en las expectativas de los opera-dores. De todas maneras, hay un tema clave: los pagos que tiene que hacer el país en setiembre al FMI por u$s 2.500 millones corresponden a un crédito del tipo SRF, lo que significa que son automáticamente refinanciables por doce meses. Esto quiere decir que hay un margen de tiempo, por lo menos hasta octubre, para cerrar un acuerdo con el FMI sin la amenaza de ingresar en default con organismos. La presión para el dólar puede comenzar en setiembre, cuando empiecen a escasear las liquidaciones de exportadores.

También se percibe esto en el costo que hoy se cobra en mesas de dinero para quienes tienen su dinero inmovilizado en el «corralito», en cuentas corrientes o cajas de ahorro. Ayer se pagó 2,5% de costo para hacerse de efecto contra entrega de cheque (se debe sumar el impuesto al débito), cuando hace 60 días el precio para salir del «corralito» era de 10%.
Como se pueden usar para pagar impuestos, aumentó la demanda de público y empresas

Dejá tu comentario

Te puede interesar