Para el Banco Mundial, la economía argentina crecerá 6,4% este año

Economía

En la presentación de un informe sobre la región, la entidad remarcó que América Latina y el Caribe también se recuperarán más de lo previsto este año.

El Banco Mundial mejoró su proyección de crecimiento para la economía argentina para este año: la entidad estima que el PBI se recuperará un 6,4%, 1,5 puntos porcentuales más que lo previsto en su informe anterior. Se acerca, así, a distintas estimaciones privadas que dan cuenta de que el rebote para este año podría, si se dan algunos factores, superar incluso el 7%.

El dato se conoció ayer, cuando la entidad que conduce David Malpass presentó un informe vinculado a la situación que atraviesa la región en general. En ese contexto, mejoró también la previsión económica para América Latina y el Caribe, con un crecimiento en promedio de 4,4% frente al 4% estimado a fines del año pasado.

La pandemia de covid-19 contrajo el PBI Latinoamérica y el Caribe (excepto Venezuela) un 6,7% en promedio en 2020, una disminución menor que el 7,9% previsto meses atrás, dijo el BM en su último informe semestral, en el que destacó la “oportunidad” que ofrece este repunte para hacer “una transformación significativa en sectores clave” como el energético.

El reporte “Volver a crecer” señaló los “enormes” costos de la crisis sanitaria para la región, la más golpeada del mundo por la pandemia, con aumentos de la pobreza y la tasa de desempleo, pérdida de capital humano y sobreen-deudamiento. Sin embargo,

señaló que a pesar del impacto a largo plazo para las economías regionales, hay áreas positivas.

El comercio internacional de bienes se mantuvo en contraste con la pronunciada caída del intercambio de servicios, en particular el turismo. La mayoría de los precios de las materias primas son más altos ahora que antes, una situación que el Banco Mundial atribuyó al rápido repunte de China.

El reporte también indicó que subieron las remesas, muy importantes para América Central y el Caribe, y que los mercados de capital permanecieron abiertos para la mayoría de los países de la región.

Martín Rama, economista en jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, dijo en rueda de prensa que “hay algunas razones para el optimismo”. “De repente hay disrupciones que nos permiten avanzar en áreas donde antes, a través de reformas de política económica, no estábamos avanzando mucho. Y un área donde hay una transformación muy importante en camino es la energía”, indicó.

El Banco subrayó que la conmoción provocada por la pandemia podría abrir la puerta a innovaciones en el sector eléctrico, crucial para el desarrollo. Rama dijo que la región debería tener la electricidad más barata del mundo y sin embargo tiene la más cara debido a “ineficiencias”, que se reflejan en “apagones fre-cuentes”, “empresas públicas con exceso de personal” y “abusos del poder de mercado por parte de generadores privados”.Para el Banco Mundial, la economía argentina crecerá 6,4% este año

Dejá tu comentario