Cuentas sin declarar: sumarán otro blanqueo y Massa pidió a los empresarios sumarse

Economía

El FATCA se firmará antes de mediados de diciembre, para recibir de manera automática la información de evasión en Estados Unidos. Economía modificará un proyecto del kirchnerismo que tiene media sanción para lograr mayor recaudación y sumar más dólares.

El ministro de Economía, Sergio Massa, firmará en las próximas dos semanas el acuerdo de intercambio de información con Estados Unidos para acceder a las cuentas sin declarar de los argentinos. Luego, buscará complementarlo con un nuevo blanqueo, tomando como base un proyecto de ley del senador Oscar Parrilli que ya tiene media sanción en el Congreso. Frente a los empresarios más importantes del país, Massa invitó a quienes no ingresaron en el blanqueo de 2017 a que “se formalicen, blanqueen y traigan sus dólares a la Argentina”.

Massa ya tiene el poder para firmar con Estados Unidos el Acuerdo Intergubernamental FATCA Modelo 1a. En una entrevista con Futurock afirmó que iba a sellarse la semana que viene, aunque podría postergarse para la otra. Buscan que comience a regir a partir del primero de enero para recibir a partir de septiembre del 2023 información de residentes argentinos con cuentas en Estados Unidos y rentas surgidas del sistema financiero. La información fluirá “automáticamente”, y no “punto a punto” como es hoy.

Así, el Gobierno estima que podría ampliarse la base imponible de la AFIP en al menos u$s100.000 millones, que es lo que se estima que tienen los argentinos en Estados Unidos. De eso, el objetivo de máxima es recaudar hasta u$s5.000 millones al año. Pero para eso, de todas las personas de las que se recibe información, deberían ratificarlo ante la AFIP, ponerlo en sus declaraciones de bienes y pagar multas e impuestos, como bienes personales y ganancias, de la actualidad y de cinco años para atrás.

Por este motivo, el Gobierno buscará promover un nuevo blanqueo. De hecho, Massa se lo adelantó este jueves al Círculo Rojo, durante un almuerzo realizado en Alvear Palace, en el marco del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp). “Va a ser muy importante en los próximos días la firma del IGA, que es el régimen de intercambio de información automática de personas y beneficiarios de sociedades con Estados Unidos”, afirmó.

Frente a empresarios como Eduardo Elsztain (IRSA), Alejandro Bulgheroni (PAE) y Javier Madanes Quintanilla (Aluar-Fate), Massa anticipó: “Lo mejor que podemos hacer es ahora sacar una buena ley, promover que esos argentinos que eludieron el blanqueo de 2017, eludieron a las autoridades fiscales de la Argentina, no pagaron sus impuestos y obligaron a que aumentara la presión tributaria sobre aquellos que pagan impuestos, se formalicen, blanqueen y traigan sus dólares a la Argentina”.

Además, dio una pista de cómo podrá ser el blanqueo: “El acuerdo nos va a poner en la oportunidad de que en la Argentina tengamos por primera vez la posibilidad de que aquel que pagó impuestos toda la vida sienta que el Estado lo premia y aquel que eludió sea castigado".

Según pudo averiguar Ámbito, no haría falta que el Poder Ejecutivo envíe un proyecto de ley de exteriorización de activos al Congreso, sino que se montará sobre un proyecto que hay actualmente y que ya tiene media sanción del Senado. Conocido como “ley Parrilli”, por haber sido presentado por el senador Oscar Parrilli, cercano a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, plantea la creación de un “Fondo nacional para la cancelación de la deuda con el FMI”. Desde el kirchnerismo, plantean que no es un blanqueo, debido a que “sale a buscar” fondos no declarados, mediante acuerdos bilaterales con países, o mediante la figura de un “colaborador”. A quienes encuentren, deberán realizar un aporte del 20% de sus bienes no declarados en dólares.

Sin embargo, el proyecto también tiene un articulado que plantea que a los sujetos que ingresen de manera voluntaria se les aplicarán “beneficios y eximiciones”, como las que se establecen en el blanqueo a la construcción, vigente actualmente. La idea de Economía es que el blanqueo tenga tres etapas distintas antes del próximo 30 de septiembre.

Cerca de Parrilli descartan en forma tajante que el proyecto implique levantar el secreto bancario. Ese es otro proyecto distinto, que nunca llegó a tratarse, frenado por el Banco Central. De todos modos, a la “ley Parrilli” le falta media sanción de Diputados. Hay enojo tanto en el Senado como en el Poder Ejecutivo con la Cámara Baja. La definición del bloque de diputados es que “no se va a tratar hasta no tener los votos, que hoy no están”, y la respuesta desde el Senado es: “Cómo van a estar los votos si no salís a buscarlos”.

Dejá tu comentario