Humes saludó la paciencia de Guzmán y Alberto para "llevar este proceso a una conclusión exitosa"

Economía

El titular de Greylock Capital, uno de los fondos de inversión que renegocia la deuda con el país, dijo estar "muy impresionados" con el proceso encaradao por el presidente y el ministro de Economía. No es la primera vez que apoya el canje ofrecido por Argentina.

El proceso de renegociación de la deuda en moneda extranjera bajo legislación internacional parece estar llegando a su tramo final. En las últimas horas, se conoció que el Gobierno y los bonistas acercaron posiciones y podría haber un acuerdo. En ese contexto, Hans Humes, titular del fondo Greylock Capital - uno de los fondos que renegocian la deuda con el país - saludó la paciencia argentina “para llevar este proceso a una conclusión exitosa”.

En una conversación con el canal Bloomberg, Humes volvió a respaldar el camino iniciado por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía Martín Guzmán, a quienes felicitó por la paciencia que tuvieron para transitar el canje. Asimismo, dijo estar “muy impresionado con cómo Guzmán y Fernández manejaron este proceso”.

Las palabras de Humes llegan en un momento en que las partes se aprestan a confirmaron un acuerdo. La felicitación del CEO de uno de los fondos intervinientes alienta a considerar que el final de la renegociación es un hecho y este será de forma"exitosa" tanto para Argentina como para los bonistas.

No es la primera vez que Humes apoya al Gobierno argentino en este proceso. Días atrás, en diálogo con Ámbito, consideró que “no tener un acuerdo pronto sería malo para todas las partes".

Los acreedores deben reconocer – dijo - que la diferencia entre 53,5 y 56 “no vale mucho”. En cambio, sostuvo que de no llegar a buen puerto “va a ser difícil para Argentina poder retomar el sendero de crecimiento sustentable y dejar atrás años de estancamiento”.

También, semanas atrás, cuando fue presentada la oferta vigente presentada por Guzmán a los bonistas, el titular de Greylock Capital dijo que era una “oferta razonable” y consideró que "será difícil para los grandes fondos no participar en esta propuesta”.

"Sería una complicación quedarse fuera", agregó.

La palabra de Humes tiene su peso, tanto en el Comité de Acreedores como entre los bonistas minoritarios, que lo recuerdan como acreedor activo en diferentes etapas que transitó el país.

Humes era acreedor de la Argentina en 2001 y también había iniciado acciones legales en el pasado contra el país antes el juez Thomas Griesa. Luego desistió de avanzar judicialmente e ingresó al canje de deuda de 2010.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario