China quiere evitar el colapso y le pide a firmas con respaldo estatal que asuman activos de Evergrande

Economía

Guangzhou City Construction Investment Group está cerca de adquirir el estadio de fútbol Guangzhou FC de Evergrande. En el mismo sentido se encontrarían las firmas Vanke y China Jinmao Holdings y China Resources Land.

Pekín presiona a las empresas gubernamentales y a promotores inmobiliarios respaldados por el Estado para que compren activos de Evergrande Group y así salvarla del colapso.

Evergrande que arrastra una deuda de u$s305.000 millones en pasivos genera incertidumbre en los mercados mundiales sobre los pasos a seguir. Sin embargo, es poco probable que el gobierno central intervenga directamente para resolver la crisis en forma de rescate, según indicaron a Reuters desde organismos gubernamentales y reguladores.

En su lugar, las autoridades esperan que las compras de activos eviten o al menos mitiguen cualquier malestar social que pudiera generarse si Evergrande sufre un colapso desordenado, dijeron, negándose a ser identificadas.

En un ejemplo emblemático, Guangzhou City Construction Investment Group está cerca de adquirir el estadio de fútbol Guangzhou FC de Evergrande y los proyectos residenciales circundantes. Con un costo de unos 12.000 millones de yuanes (1.900 millones de dólares), el estadio ha sido diseñado para albergar a más de 100.000 espectadores, lo que lo convierte en el mayor estadio mundial de fútbol por capacidad.

Los compradores potenciales de los activos principales de Evergrande en Guangzhou han sido "organizados" teniendo en cuenta "consideraciones políticas y comerciales". Las autoridades no quieren ver solo unas pocas empresas licitando por los mismos activos.

Vanke y China Jinmao Holdings se encuentran entre los promotores inmobiliarios respaldados por el gobierno a los que se les ha pedido que compren activos de Evergrande, según las fuentes consultadas. Otra de las firmas es China Resources Land.

Los promotores inmobiliarios y las empresas estatales han sido sondeados directa o indirectamente sobre la compra de activos, dijeron las fuentes consultadas por Reuters.

Evergrande incumplió un pago de u$s83,5 millones de dólares en intereses a los tenedores de bonos en el extranjero la semana pasada y tiene un vencimiento de u$s47,5 millones con vencimiento a mañana. Aunque las expectativas son altas de que se someterá a una de las reestructuraciones más grandes de la historia en China, los organismos gubernamentales han guardado silencio sobre el potencial de un rescate o cómo podrían lidiar con un colapso.

Sin embargo, Pekín ha trabajado para frenar cualquier efecto de rebote en el sistema financiero de los problemas de Evergrande, y el banco central se comprometió el lunes a proteger a los consumidores expuestos al mercado de la vivienda e inyectar más efectivo en el sistema bancario.

Temas

Dejá tu comentario