Club de París: Gobierno posterga pagos hasta 2024 y busca cerrar un acuerdo en junio

Economía

Mientras negocia, el Ejecutivo difiere vía DNU el vencimiento del saldo pendiente con el Club hasta el final del programa con el FMI. Economía ya inició las reuniones técnicas con el consorcio de países para acordar los nuevos plazos y tasas de la deuda remanente.

Mientras negocia un nuevo acuerdo para definir los plazos de pago y la tasa de interés por los alrededor de u$s2.000 millones de deuda remanente con el Club de París, el Gobierno formalizará, vía decreto, un diferimiento de los vencimientos con el Club hasta el 30 de septiembre de 2024 (fecha en que finaliza el programa con el Fondo Monetario Internacional) o hasta que se alcance un entendimiento con el consorcio de países acreedores. El DNU se publicará este martes y ya fue firmado por el presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán, confiaron a Ámbito fuentes oficiales.

Este nuevo “puente de tiempo” fue consensuado con las autoridades del organismo que tiene sede en la capital de Francia. Además, cuenta con la garantía financiera del FMI, como figura en el memorándum del programa de Facilidades Extendidas.

Las conversaciones técnicas con el Club de París ya comenzaron y el Ejecutivo apunta a cerrar un entendimiento antes del 30 de junio, fecha acordada como marco de referencia con el propio organismo. Un equipo técnico del Ministerio de Economía (encabezado por el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi) trabaja en la confección del marco legal para alcanzar un nuevo acuerdo con ese grupo de países acreedores, en la que se busca alargar el tiempo de repago y reducir la tasa de interés.

Una vez alcanzado el entendimiento técnico sobre los plazos de repago y las tasas de interés, que deberán estar en línea con las características de otros compromisos bilaterales de Argentina, se abrirá otra etapa. Allí, el Gobierno negociará de forma presencial con los 14 países acreedores que están conforman el Club. Con cada uno de ellos, se firmarán acuerdos bilaterales específicos. Si el resultado de las negociaciones estableciera pagos para la segunda parte de 2022, el programa de Facilidades Extendidas prevé que esas divisas se descuenten del objetivo de acumulación de reservas netas establecido con el FMI en u$s5.800 millones para este año, aseguraron desde el Ejecutivo.

El objetivo del nuevo decreto es más bien despejar las dudas formales respecto de las posibilidades de incurrir en un incumplimiento, ya que este martes 31 de mayo era la fecha en que todavía estaban registrados los vencimientos con el Club de París.

Según adelantaron fuentes oficiales, el DNU dispone “el diferimiento de los pagos de las deudas contraídas en virtud de los Acuerdos Bilaterales suscriptos, hasta la existencia de un nuevo acuerdo marco y la adecuación de los acuerdos bilaterales suscriptos en su consecuencia, o el 30 de setiembre de 2024, el que opere primero”.

El del Club de París es el último gran tramo de las renegociaciones de deuda soberana en moneda extranjera que lleva adelante el Gobierno tras el megaendeudamiento impulsado por Mauricio Macri. Llega después de la reestructuración de más de u$s100.000 millones con los bonistas finalizada en 2020 y del nuevo programa con el FMI sellado en marzo pasado, con el que se refinancia el Stand By de 2018 por u$s45.000 millones.

La deuda con el Club se remota varias décadas atrás. En 2014, el entonces ministro Axel Kicillof selló un acuerdo para refinanciar cerca de u$s10.000 millones a cinco años, ampliable por dos años más (aunque con un recargo en la tasa de interés, que tras el incumplimiento del gobierno de Cambiemos alcanzó el 9% anual). En 2021, Guzmán negoció un puente de tiempo hasta 2022 por unos u$s2.400 millones remanentes que quedaban en ese momento. Desde entonces, el Gobierno canceló u$s430 millones.

Dentro del Club de París, los principales acreedores de Argentina son Alemania (37%), Japón (22%), Holanda (cerca del 8%), España (6,7%), Italia (6,3%) y Estados Unidos (6,3%).

Dejá tu comentario