19 de diciembre 2007 - 00:00

Cobran en dólares y se quedan en dólares

Los ahorristas que cobraron el pago anual del cupón del PBI esta semana por u$s 800 millones aproximadamente optaron por no reinvertir ese monto. Lo mantuvieron en su totalidad fuera de acciones, bonos y hasta del plazo fijo. El contexto internacional no tienta a apuestas riesgosas y menos en la Argentina. Ayer, hasta el titular del Banco de Inglaterra anticipó que "seguirán surgiendo malas noticias". En Wall Street todo es desazón: bancos están reduciendo personal y nadie avizora el final de la crisis. ¿Invertir en la Argentina en este contexto? Nadie a la vista.

Cobran en dólares y se quedan en dólares
El mercado local continúa sin levantar cabeza. Ayer, el índice Merval finalizó con una mínima pérdida (apenas 0,07%) y anotó su sexta caída consecutiva. Los bonos tampoco mejoraron y el Central volvió a vender dólares (aunque pocos), lo cual hizo caer la cotización en el mercado mayorista de cambios.

Tal vez el dato más importante de la jornada fue el hecho de que los u$s 800 millones que cobraron los tenedores de cupón PBI entre el lunes y ayer, por el momento no volvieron al mercado. «Los que recibieron dólares se los quedaron y ya hubo muchos que cobraron pesos que también prefirieron pasarse a dólares. Pero en este contexto nadie quiere retornar al mercado», señaló el director de una sociedad de Bolsa local.

Había cierta expectativa entre los operadores por un posible reflujo hacia activos locales por el pago anual del cupón atado al PBI. Sin embargo, por el momento tal movimiento no se produjo y, al contrario, los inversores optaron por mantenerse con gran cautela. Además, más de la mitad de los fondos se pagó en el exterior sin que por el momento se haya notado un reingreso de esos capitales. El índice Merval, que agrupa a las acciones líderes, terminó ayer en 2.125,67 puntos. Acumula en el año una suba de apenas 1,70% en pesos, pero si la cuenta se hace en dólares está prácticamente neutro o incluso con una leve pérdida. Se trata del mercado de peor comportamiento en la región. La Bolsa paulista, por caso, ya acumula una suba superior a 36% en reales, pero que asciende a 50% si se mide en dólares (debido a la revaluación de la moneda local).

Los operadores, de todas formas, creen que a estos precios hay oportunidades y nombran una serie de compañías: Molinos, Tenaris, Siderar y Aluar, todas con buenos niveles de ganancias y expectativas para 2008.

  • Valuaciones

    Los bancos, en tanto, tampoco detienen la caída bursátil. En este caso se ven afectados por la debilidad de los títulos públicos, que influye en la rentabilidad del balance. No están, por el momento, entre las elecciones preferidas por el mercado, aunque también presentan valuaciones atractivas.

    En el mercado de bonos hubo un escaso volumen de operaciones y fue prácticamente nulo el interés de los inversores del exterior. Esto quedó reflejado en la leve suba que tuvo el índice de riesgo-país: la brecha entre los títulos argentinos y los bonos del Tesoro norteamericano tuvo un leve salto, a 405 puntos básicos (4,05% anual).

    En el mismo sentido, aumentóel riesgo de default que perciben los inversores sobre la Argentina. El contrato conocido como Credit Default Swap (CDS) para el plazo de cinco años se incrementó ayer 3,6%, hasta 463 puntos. Esto significa que quienes lo suscriben pagan una prima de 4,63% anual sobre el valor de los títulos para recuperar la totalidad de la inversión si el país vuelve a caer en cesación de pagos.

    Algunas series en pesos estuvieron entre las más castigadas, como el caso del Par, que cayó casi 2%. El Discount en moneda local, el que más operaciones registra, consiguió recuperarse sólo levemente en el mercado porteño al finalizar con una suba de 0,43%, a $ 116,75. Sin embargo, el mercado electrónico continuó operando en baja, con una pérdida superior a 1%.

    Otro dato que dejó la jornada financiera fue la caída del dólar en el mercado mayorista. Pasó de $ 3,142 a $ 3,136. Fue el Banco Central el que tuvo que salir a vender dólares, aunque muy poca cantidad, para que la cotización mostrara una leve disminución. En el equipo económico aseguran que no existe ningún interés en «marcar» el valor de la divisa algunos centavos por encima de estos niveles para cerrar mejor las cuentas a fin de año, especialmente en lo que respecta al balance del Central.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar