Definirán subsidios esta semana para resucitar Mercado de Liniers

Economía

El gobierno apurará esta semana la conformación del fondo compensador de la carne, el tema más espinoso en su relación con los productores del campo. Esperan tenerlo definido para el miércoles porque urge la situación en el Mercado de Hacienda de Liniers que opera 60% menos que un año atrás, lo que implica la desaparición de un valor real de referencia para el mercado y determina un aumento en la marginalidad o el deslizamiento del comercio hacia la venta directa, de más complejo control.

Preocupa también el reclamo de la dirigencia sobre que los ganaderos no reciben un precio justo por sus animales. «Queremos que el productor reciba el precio que corresponde», les ratificó un alto funcionario del gobierno a los máximos dirigentes de las entidades rurales durante la reunión realizada el viernes pasado en la Casa Rosada.

El gobierno presentó su propuesta de fondo compensador: aumento de 5 puntos adicionales para las retenciones a las exportaciones de la carne, que determinaría u$s 65 millones destinados al nuevo esquema compensatorio a los que se sumaría un monto similar aportado directamente por el gobierno. Esos aproximadamente u$s 130 millones serían destinados a compensar el precio que hoy ofrece Liniers, que varía, según las categorías, entre $ 2,40 y 2,70 por el kilo de animal vivo en pie. La idea oficial implica aumentar 6% el valor permitido para la operatoria. Desde la Secretaría de Comercio Interior creen que un aumento de 6 puntos porcentuales en el valor de la hacienda no afectará el índice de precios al consumidor y debería satisfacer a los ganaderos.

Pero los productores no estuvieron de acuerdo con la propuesta oficial. El rechazo más virulento y determinante surgió del seno de Confederaciones Rurales Argentinas, entidad que mantiene latente en sus bases la posibilidad de realizar una protesta contra el gobierno. Con mayor o menor énfasis, las cinco entidades del campo estuvieron en desacuerdo con la medida oficial.

Ahora la responsabilidad de definir una propuesta la tienen los dirigentes de la Sociedad Rural Argentina, Coninagro, Federación Agraria Argentina, el Frente Agropecuario Nacional y la ya mencionada CRA.

«Nos decían que las retenciones no tenían un objetivo fiscal sino que estaban planteadas para evitar una suba en la góndola. Entonces proponemos que si la carne ya paga una retención de 15%, se utilice parte de esos fondos para compensarle al productor. Sería una forma de devolver parte de la quita», decía un dirigente en el anonimato.

«Necesitamos una solución de forma urgente para el tema de la carne», les dijo el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, a los presidentes de entidades rurales.

Antes del miércoles los ruralistas tendrían elaborada una propuesta. En ella impulsarían un gran acuerdo sectorial que involucre a frigoríficos, carniceros y a toda la producción. Quieren que el kilo vivo de novillo en Liniers llegue, al menos, a $ 2,80, y que los productores reciban la compensación directamente en sus cuentas bancarias, como lo hacen con el IVA, contra presentación de la factura de venta de hacienda.

Dejá tu comentario