7 de diciembre 2011 - 11:01

Dilma dice que la situación de emergentes es mejor porque no están "sometidos al FMI"

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff.
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, juzgó a Estados Unidos y Europa por su manera de encarar la crisis y cuestionó el papel del Fondo Monetario Internacional. Además, realzó el papel de los emergentes en comparación con los países desarrollados.

"Nuestra situación es diferente de muchos países aún sometidos a las reglas del Fondo Monetario Internacional, a una desregulación financiera absurda y sobre todo la pérdida de capacidad de los Estados para actuar sobre sus economías y sus sociedades", fustigó Rousseff a la Eurozona.

Si bien reconoció que Brasil no está inmune a la crisis, apuntó contra los planes de ajuste de la zona euro que implementaron varios países, entre ellos Grecia, Italia, España, Portugal y Francia. "Eso no tendrá éxito. Crea una espiral descendiente en la cual el crecimiento bajo genera más crisis, que genera a su vez menor crecimiento", agregó.

Cuestionó que los líderes de EEUU y la UE actúen con "insensatez política" para enfrentar la crisis y admitió que fue su propio gobierno el que enfrío la economía en 2011, luego del estancamiento mostrado en el tercer trimestre del año, con crecimiento nulo.

"No sólo estamos cerrando el año con estabilidad y crecimiento, pero sobre todo con la visión de que 2012 será mejor que 2011, lo que no es poca cosa frente a la crisis de insensatez política que vivimos este año en Estados Unidos y Europa", afirmó Rousseff.

Dejá tu comentario

Te puede interesar