Dólar CCL, a la espera de lo que haga el Gobierno en próximos días

Economía

El dólar financiero, que es referencia de "fuga", mostró una mejora tras el resultado de las elecciones del domingo. Los mercados ahora esperan ver si el oficialismo sube el gasto para llegar mejor parado a las elecciones de noviembre.

El resultado de las elecciones primarias desfavorable para el gobierno abrió dudas en el mercado. De ello dependerá el curso que tomará el dólar Contado con Liquidación (CCL) que es la verdadera referencia para empresas y grandes fondos. Martin Saud, trader de la consultora financiera Balanz, señaló a Ámbito que “el mercado reaccionó de manera positiva, pero no tan bien como esperaba”.

Saud planteó que en el caso del Contado con Liquidación registró una baja. “Todo dependerá de lo que haga el gobierno. Hay que ver si hace cambios y qué rama prevalece y que van a hacer hasta noviembre. Si se ponen a llenar de pesos la calle la tranquilidad cambiaria se va a terminar aunque creo que gobernabilidad van a seguir teniendo”, opinó.

Sergio Chouza, economista de la Universidad de Avellaneda, identificado con la línea económica oficial, dijo que “va a haber menos presión sobre el dólar a pesar de que algunos tenían idea que iba a pasar lo mismo que en 2019” cuando tras la derrota del entonces presidente Mauricio Macri se produjo una fuerte corrida contra el peso. No obstante, señaló que en el CCL “hay una inercia a la dolarización de las empresas que va a continuar con menos incidencia” aunque “el esfuerzo del Banco Central va a ser menor para controlar la situación”. Para Chouza, en cambio, la versión blue va a tener volatilidad en estos días.

El economista sostuvo que en materia de activos “Argentina no estaba bien priceada”. Por su lado, el economista investigador del CONICET, Alfredo Schclarek Curutchet, explicó que el dólar Contado con Liquidación “está bajando porque subió la cotización de lo los bonos en dólares”. Por ello, entiende que “hay que ver la reacción del gobierno y qué actitud va a tener en relación al acuerdo con el Fondo Monetario, si va a un acuerdo de 10 años o uno corto de tres”. En tanto, la consultora Econviews, que dirige el economista Miguel Kiguel, señaló que tras el resultado electoral “el Banco Central y la Secretaría de Comercio pueden optar por frenar aún más las importaciones” para tener un control sobre la disponibilidad de dólares.

“Pero eso tendría efectos sobre el nivel de actividad y también sobre la inflación”. El director de la consultora Anker Latinoamérica, Federico Furiase, afirmó que el modelo actual es “flujo dependiente y si la tensión cambiaria escala a un nivel más alto, el Gobierno puede dar señales retóricas de estar avanzando con el Fondo Monetario Internacional o algún otro gesto de moderación ortodoxa”.

Martín Rapetti, de Equilibra, planteó que “la pregunta es si el Gobierno puede hacer un reacomodamiento cambiario que vaya a un ritmo de depreciación del peso tal vez algunos meses un poquito por arriba de la inflación como para corregir parte de lo atrasado”.

Temas

Dejá tu comentario