Dólar: entre el riesgo y lo incierto

Economía

La escalada del dólar a $181, la suba del riesgo-país a niveles insólitos para un país reestructurado, la caída de los bonos nos hablan de un comportamiento que hace pensar en que existe una hipótesis de incertidumbre con relación al derrotero económico.

Las medidas anunciadas ayer tienen un único sentido: quitarle algo de presión al mercado del dólar. Se inscriben dos registros: el urgente, que es bajar la brecha, y uno más abarcativo, donde existen otros parámetros que no hay que perder de vista.

De fondo, se habla de algo tan esquivo como la incertidumbre, que no debe ser confundida con el concepto de “riesgo”. Mientras este último es susceptible de ser categorizado en probabilidades -que conocemos- para un conjunto de eventos, la incertidumbre, en cambio, se caracteriza por (nuestra) incapacidad de evaluar la probabilidad de ocurrencia de determinadas cosas.

La escalada del dólar a $181, la suba del riesgo-país a niveles insólitos para un país reestructurado, la caída de los bonos nos hablan de un comportamiento que hace pensar en que existe una hipótesis de incertidumbre con relación al derrotero económico. Más allá de si es legítimo o no (creo que hay una especulación enorme en todo), el ejercicio es mirar, ahora, hacia atrás para revisar qué viene haciendo el Gobierno: a las medidas para liberar de restricciones a los fondos tomadas ayer hay que sumarles los anuncios del BCRA para subir tasas, la baja de retenciones y la suba de reintegros. Son reflejos que deshacen lo antes realizado. Ahora habrá que pensar si estas medidas son condición necesaria, o quizás pensar que no son suficiente.

Dólar, bonos, riesgo-país parecen dibujar la silueta de lo incierto, más que de una jerarquización de los riesgos financieros. La diferencia radica en que ante lo que se desconoce, la reacción es de miedo y, por ende, de retracción. Inversión, consumo, trabajo, todo se retrae. Ahí debe trabajar Guzmán. Definir un sendero de acciones y plasmarlo en algo tangible.

Temas

Dejá tu comentario