Dólar: hoy un tipo de cambio convertible se arrima a los $151

Economía

El impresionante crecimiento de los pasivos monetarios del BCRA pone bajo análisis las reservas. Gracias al cepo aún se defienden. Pero el mercado toma como referencia para lo que viene por delante.

Con el comienzo de las escaramuzas cambiarias preelectorales resurgen una serie de inquietudes que solo las podría apaciguar la capacidad real de intervención del BCRA. ¿Qué es lo que están mirando inversores y analistas? En buen romance, y ante la falta de cierta normalidad macro, cómo viene evolucionando la relación entre los pasivos monetarios totales del BCRA, las reservas y el tipo de cambio oficial.

En realidad es, lo de costumbre, que para el mercado faltan dólares o sobran pesos, y en función a esto se va reposicionando lo que se derrama sobre las cotizaciones de los tipos de cambio informales. La mayoría de los analistas intentan con sus modelos econométricos delinear los niveles de tipo de cambio de equilibrio. Pero las vicisitudes de la economía doméstica hacen que los inversores simplifiquen el análisis y fijen como referencia o benchmark un indicador más sencillo que los oriente sobre cuán desviado está el panorama. Al respecto, recurren a la referencia, quizás, más conocida como es el llamado tipo de cambio convertible. Este brinda una somera idea de cuán lejos o no está el BCRA de esa paridad.

Para ello, no hacen otra cosa que tomar en cuenta el total de los pasivos monetarios del BCRA, compuestos por la base monetaria, el stock de Leliq y el stock de Pases pasivos. Y luego, relacionarlo con el nivel de reservas internacionales y el tipo de cambio oficial. ¿Por qué? No es un capricho, sino que responde a lo visto en los últimos tiempos donde la cotización de los llamados dólares informales o financieros van acompañando el devenir de los pasivos monetarios del BCRA.

A esta altura, cualquiera percibe que sin duda, a diferencia de la etapa del uno a uno, el peso de la deuda remunerada del BCRA (Leliq y Pases) gravita cada vez más en este sencillo cálculo. Veamos qué paso en los últimos tiempos. En enero del 2019, el total de pasivos monetarios ascendía a casi $2,15 billones y el stock de reservas brutas a u$s65.825 millones, de modo que el tipo de cambio convertible era de $32,6. Un año después, este ratio se elevó a $69,3. ¿Qué ocurrió entre ese lapso? A comienzos del 2019, había un excedente de reservas de casi u$s9.200 millones, es decir, el stock de reservas brutas cubría ampliamente el stock de pasivos monetarios al tipo de cambio oficial y “sobraban” divisas.

Mientras que a comienzos del 2020, faltaban en realidad poco más de u$s7.100 millones, al tipo de cambio oficial para cubrir el total de pasivos monetarios. En dicho período, final del mandato de Cambiemos, los pasivos monetarios crecieron un 45% a $3,1 billones mientras que las reservas al tipo de cambio oficial habían caído un 8%. Acá ya había más de $450.000 millones sin cobertura. Así se pasó de una brecha negativa, entre el oficial y el convertible, del 14% a una positiva del 16%.

Luego sobrevino la pandemia y se acentuó el deterioro. A mediados del año pasado, el stock de pasivos monetarios totales se elevó a casi $4,6 billones. El tipo de cambio convertible superaba los $105 y faltaban unos u$s21.600 millones para cubrir todos los pasivos monetarios al tipo de cambio oficial. La brecha entre el oficial y el convertible era del 50%. En ese lapso los pasivos monetarios crecieron otro 47% mientras las reservas brutas al tipo de cambio oficial un 25%. En el segundo semestre los pasivos monetarios crecieron otro 17% y las reservas al oficial cayeron un 3%. La brecha era del 59% con un tipo de cambio convertible de casi $135. ¿Cuál es la situación hoy? El stock de pasivos monetarios totales asciende a $6,38 billones (crecieron un 20% en el semestre). El tipo de cambio convertible sería de $150,5 lo que marca una brecha con el oficial del 57%.

De modo que harían falta casi u$s24.300 millones más de reservas para cubrir todos los pasivos monetarios al tipo de cambio oficial. O mejor dicho, hay más de $2,3 billones sin respaldo en las reservas. De modo que ese dólar convertible está hoy entre un 6% y 12% respecto de los informales o financieros. Si bien es solo una referencia el mercado lo toma como benchmark para lo que viene.

Temas

Dejá tu comentario