Dólar: sigue la caída de los paralelos y el BCRA compró u$s53 millones

Economía

El blue perforó la barrera de los $150 y el CCL está por debajo del dólar solidario. La brecha entre el MEP y el mayorista se ubicó en 70%.

El comienzo de esta semana acortada por el feriado XXL trajo buenas noticias para las autoridades económicas: el contado con liqui (CCL), el MEP y el blue se siguen desplomando y, además, las tasas implícitas del Rofex continúan su sendero decreciente. Por otra parte, el Banco Central cerró la jornada como comprador neto por alrededor de u$s53 millones, según estimaciones de mercado, y de esta forma su saldo de compraventas en diciembre es casi neutro.

Por otra parte, las reservas brutas de la autoridad monetaria se ubicaron en u$s38.710 millones, es decir, u$s49 millones por encima de lo que se observaba el viernes.

Si bien el mercado celebra que las aguas se hayan aquietado, algunos agentes advierten que en el verano la demanda de dinero va a caer, por lo que el contexto vuelve a ser desafiante, más aún con una brecha como la actual, que se achica, pero sigue por encima del 70% en todos los casos.

“El cierre del año es un momento donde aumenta estacionalmente la demanda de pesos de las empresas y, en consecuencia, tienden a disminuir las presiones sobre el dólar. Dentro de este contexto, el Banco Central comunicó el inicio de una fase de endurecimiento de su política monetaria, a través de un mayor control de los agregados monetarios. Así, la tranquilidad cambiaria duraría algunas semanas más, pero hacia febrero la demanda de pesos podría volver a revertirse si las condiciones básicas no cambian”, señala un informe de la consultora Analytica.

El documento también explica: “No están dadas las condiciones para que la brecha muestre una caída significativa. De este modo, se condicionan las posibilidades de recuperación en 2021. Mientras el dólar financiero cotice por encima del 60% respecto del oficial seguirá habiendo pérdida de reservas internacionales y la inversión no va a recuperarse del piso histórico al que llegó durante el segundo trimestre, de 12,5% del PIB. El Gobierno aún tiene herramientas no utilizadas a disposición, pero a nivel agregado aún falta conocer cuál es su plan económico. Por ahora, sólo da a conocer medidas puntuales que muchas veces se contradicen entre sí”.

Más allá de estas advertencias, en el presente se respira un cierto aire de calma. Ayer el contado con liquidación que se realiza a través del bono AL30 cayó $2,08 y cotiza $142,82, frente a un dólar home banking que se ubica en $144,18. Pero no es el único CCL que perfora pisos: el dólar que se obtiene a través de operaciones realizadas con la acción de Banco Galicia finalizó ayer en $142.58. Además, desde Clave Bursátil realizan un promedio de los distintos liquis que se efectúan con las acciones más populares para la operatoria y ayer este índice cerró en $142,32, dos centavos por debajo del CCL promedio de Cedears.

Tampoco detiene su caída el dólar MEP, que ayer finalizó en $139,49, tras retroceder $2,56. De esta forma, la diferencia entre esta cotización y la del dólar mayorista se ubica en 70,2%. Este último, el oficial que administra el BCRA, subió 39 centavos y llegó a $82,04.

En tanto, el dólar blue se colocó en $149, por lo que la brecha con respecto al mayorista es del 81%. Cabe destacar que aquel 23 de octubre en el que el blue cerró en $195, el gap entre ambos rozó el 150%.

Si bien algunos analistas señalaban que los dólares paralelos no podían caer por debajo del dólar que se compra a través del banco, el trader y jefe de Research del Instituto de Capacitación Bursátil, Leandro Ziccarelli, consideró: “La barrera del solidario era psicológica y, eventualmente, indirecta vía blue. No veo que haya un piso obligatorio ahí, porque los dólares Bolsa y solidario no son arbitrables. Por un lado, por la inhabilitación de 90 días y, por otro, por los tributos asimétricos. Con lo cual, creo que puede seguir esta tendencia”.

Respecto de los motivos por los cuales caen las cotizaciones, Fernando Baer, economista asociado de Quantum Finanzas, indicó a este medio: “Diría que hay una combinación de restricciones a la demanda y, en alguna medida, alguna oferta de títulos que genera caída en los precios de la deuda en dólares. Pero no veo una baja consistente asociada a menor incertidumbre o mayor claridad en el rumbo. En cuanto a la aparente disociación en el dólar solidario con estos, los players son distintos y las posibilidades de arbitrajes están muy reducidas. Sin esa posibilidad es que comenzamos a ver divergencias, porque el solidario tiene un piso evidente, pero los alternativos, con estos factores que mencioné, pueden tener más volatilidad”.

Donde también se siguen observando bajas es en las tasas implícitas de los contratos futuros del Rofex. Durante la jornada de ayer se vieron leves movimientos a la baja en todos los tramos de la curva. No obstante, el dólar a octubre de 2021 cotiza a $136,60 en la plaza rosarina, que, cabe aclarar, tiene como principal oferente al Banco Central.

Dejá tu comentario