Preocupa a empresarios la disponibilidad de los dólares para importar

Economía

Tras las medidas del BCRA, muchas empresas que no tienen que cancelar deuda se muestran preocupadas de todas maneras por los dólares.

Las nuevas medidas adoptadas por el Banco Central generaron movimiento en el sector privado. En la jornada de ayer varias cámaras empresariales consultaron con sus economistas para comprender la letra chica de las disposiciones y sostuvieron reuniones para establecer una lectura homogénea. Si bien estos sectores señalaron que hasta ahora no registraron demoras en el acceso a dólares para la importación, sí en cambio se mostraron en alerta por la fragilidad de las reservas.

La principal preocupación de los industriales pasa por las importaciones. Algunos temen que la escasez de dólares termine impactando en el acceso a insumos que provienen del exterior. “Esperamos que no se complique porque si no, tendremos inconvenientes con la producción. Hasta ahora no tuvimos problemas, pero Argentina necesita exportar más para no tener estos conflictos”, dijo a Ámbito el empresario del café Martín Cabrales.

El economista Tomás Canosa, que está al frente del Centro de Estudios Económicos de ADIMRA, explicó a este medio que “la normativa no debería traer inconvenientes a las empresas en el acceso a divisas para financiar las importaciones que necesitan sus procesos productivos”. A su vez, advirtió: “La permanencia de elevadas brechas cambiaras tiene un impacto negativo en la actividad económica. Es un tema a seguir de cerca y es indispensable buscar herramientas para intentar reducirla”.

Ayer, Alberto Fernández se refirió al tema durante el lanzamiento del Plan Nacional de Conectividad y fue contundente al señalar que “los dólares hacen falta para producir; no para guardar”. En este sentido, el vicepresidente de la UIA, Guillermo Moretti, se mostró conforme con la iniciativa del Gobierno: “Hay que poner a salvo las reservas. Que no falten a la hora de importar insumos básicos”, dijo a Ámbito.

Otro de los puntos que analizaron los empresarios fue la limitación que surge para quienes tienen pasivos superiores a un millón de dólares mensuales. Sobre este punto, la regulación sólo contempla deudas financieras, no a los pasivos comerciales, por lo que el universo alcanzado será significativamente menor. “Son unas 10 empresas de primer nivel a las que les pedimos que reestructuren una parte del capital”, afirmó el presidente del BCRA, Miguel Pesce, en diálogo con una emisora radial.

Se trata de firmas como San Miguel, Celulosa, Agrofina, entre otras, según datos de la Comisión Nacional de Valores. La propuesta del Gobierno es que cancelen el 40% de esa deuda todo junto; otro 40% en dólares a la cotización oficial y que el resto sea refinanciado.

En el mundo de las pymes la percepción es que las medidas adoptadas por el Banco Central no serán perjudiciales. “No veo en qué puede perjudicarnos. Nos obligan a mirar más al mercado interno”, dijo Marcelo Fernández, presidente de la Confederación General Empresaria de la República Argentina.

Al mismo tiempo, desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa señalaron: “El techo de acceso a dólares para pago de deudas es muy alto, no nos veremos afectados”. Los comerciantes consultados por este medio además sostuvieron que la inclusión de los servicios abonados con tarjeta de crédito dentro del cupo mensual va a desincentivar la compra a través de plataformas y traerá algún consumo extra.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario