El Gobierno anunció un paquete de medidas para el campo

Economía

El Gobierno y las entidades del agro acordaron ayer la continuidad del sistema de 12 cortes populares con el fin de mantener abastecido al mercado interno, la prórroga hasta diciembre de 2007 del límite de precios de faena en 240 kilos, como así también un plan de refinanciación de pasivos y nuevas líneas crediticias del Banco Nación.

Asimismo, se mantiene sin fecha tope las limitaciones a las exportaciones, aunque se decidió acelerar la entrega de permisos para las ventas al exterior con una mayor flexibilización del Registro de Operaciones de Exportaciones.

Los anuncios fueron formulados en una conferencia de prensa brindada en la Casa de Gobierno por el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, y los representantes de las cámaras del agro, luego de una reunión de la que participaron el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y la ministra Felisa Miceli.

En tanto, por los productores agropecuarios estuvieron: Eduardo Buzzi (Federación Agraria); Marío Llambías (CRA); Luciano Miguens (Sociedad Rural); Horacio Delguy (Frente Agropecuario Nacional) y Fernando Gioino (Coninagro).

En el sector cárnico también se acordó la creación de un mecanismo de compensación para que, a similitud del rubro lácteo, sirva como un fondo que se origine en los "incrementos del precio de exportación".

"Se pretende que los incrementos de los cortes de exportación sean recursos que se asignen directamente al productor para que reciba los beneficios externos competitivos y no ponga así en riesgo el precio en el mercado interno", explicó De Urquiza.

La búsqueda de alternativas para superar la crisis del campo apunta a liberar de la intervención que actualmente aplica el Gobierno al Mercado de Liniers a través del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

En la conferencia de prensa, De Urquiza estableció que el Gobierno había "cumplido" con su intención de destrabar el conflicto.

Este concepto fue avalado parcialmente por los dirigentes del campo, ya que aclararon que hay materializar en los hechos estas iniciativas.

Pero, a la vez, se mostraron optimistas y entusiasmados por el retorno del diálogo con el Gobierno y porque ahora son "escuchados".

De Urquiza explicó que se estableció un mecanismo de control de la media res a la salida de fábrica para comprobar si no se producen allí una distorsión de precios.

A estas medidas se sumó la decisión de Gobierno de poner en marcha un mecanismo para que en el sistema de subsidios al consumo interno de cereales, los fondos lleguen directamente al productor.

En esa línea, fueron extendidos los subsidios preferenciales de los precios del maíz para todos los productores de bovinos.

Sobre los planes de refinanciación de deudas del Banco Nación para los pequeños productores, el Gobierno acordó dos líneas de trabajo: la cancelación inmediata de pasivos en condiciones beneficiosas y un plan de refinanciación que extiende el plazo de pago que de los ocho años actuales pasará a doce con una tasa de solo 8,7 por ciento anual.

Además, las deudas menores a 20 mil pesos irán a un fideicomiso para "paliar a los productores que se encuentran fuera del sistema bancario para recomponer sus deudas".

Las partes formaron también una Mesa de Seguimiento para el cumplimiento de las medidas, y ya pactaron por la semana que viene se volverán a reunir en este ámbito para continuar con otros temas de agenda como son las economías regionales, las zonas afectadas por sequías y el costo del transporte, entre otros temas.

Dejá tu comentario