El Nobel de Economía para E. Phelps (neokeynesiano ligado a Argentina)

Economía

El estadounidense Edmund Phelps ganó ayer el Premio Nobel de Economía 2006 por sus investigaciones sobre la interacción entre los precios, el desempleo y las expectativas de inflación, según explicó ayer la Real Academia de Ciencias de Suecia.

Nacido el 26 de julio de 1933 (en Evanston, Illinois), Phelps inició su carrera con la publicación en 1961 de una investigación sobre el curso de la inflación en Estados Unidos por cuenta de la Universidad de Yale. Luego de instalarse en la Universidad de Pensilvania, llegó a la de Columbia en 1971, donde fue nombrado profesor de Economía Política en 1982. Actualmente Phelps, que sucede a dos estadounidenses, Thomas Schelling y Robert Aumann, representa una de las figuras de mayor nivel en la economía moderna y no es una casualidadque sea precisamente él, siete años después de Robert Mundell, quien rompe con la tradición de un Nobel de Economía asignado a al menos dos estudiosos.

Una de las mayores contribuciones de Phelps a la teoría económica es su cuestionamiento a la rigidez de la llamada «curva de Phillips», la teoría que partía de la base de que existía una relación directa entre el índice de desempleo y la inflación. Durante la década de los cincuenta y sesenta, la mayoría de los expertos pensaba que un gobierno sólo tenía dos opciones, aceptar una inflación o una desocupación altas, puesto que esta relación determinaba que a una baja del desempleo le acompañaba necesariamente un alza proporcional de la inflación.

El economista formuló la hipótesis de que las expectativas de empresas o de individuos son un factor relevante en la evolución de los precios, y que así, muchos trabajadores demandarán mayores salarios si creen que en el futuro la inflación subirá. Esto fue lo que se llamó la «curva aumentada de Philips», que sirvió para interpretar las fuertes alzas de inflación y desempleo que se produjeron de manera paralela en los años 70 y las limitaciones que en este ambiente tienen las políticas económicas fiscales y monetarias (fenómeno que se conoce como «estanflación»).

De allí que se crea que el trabajo de Phelps fue fundamental para el cambio en el paradigma que rige el comportamiento de la mayoría de los bancos centrales hoy en día. La mayor parte de los emisores basa hoy su trabajo en metas concretas de inflación antes que en políticas de ajuste monetario o no, que influyan en los niveles de actividad y que se fijaban sobre la base.

  • Cambio de visión

    Phelps también ha postulado que el desarrollo de nuevas ideas y la innovación son fundamentales para el crecimiento a largo plazo y que eso ayudaría a explicar el buen rendimiento de la economía estadounidense.

    «El trabajo de Phelps cambió fundamentalmente nuestra visión sobre el modo en que opera la macroeconomía», dijo la academia sueca en los fundamentos del premio.

    Al comentar su premio de 1,3 millón de dólares, el profesor explicó que había tratado de «poner a las personas en el centro de su modelo económico tomando en consideración sus expectativas sobre el comportamiento de otros actores económicos».

    Con 73 años y sin bienes a su nombre, Phelps confesó que la Real Academia de Ciencias de Suecia lo había despertado para darle la noticia. «Mi esposa dijo que eran las seis con dos minutos. Me pasó el teléfono y dijo que era un llamado internacional. No me llevó mucho tiempo darme cuenta de lo que podía ser», agregó. La esposa de Phelps es argentina, razón por la que el economista visita el país cada dos o tres años.
  • Dejá tu comentario