En enero, la Capital mejor que la costa

Economía

Se prevé que entre hoy y mañana volverá a subir la temperatura, porque el alivio de la lluvia resultó poco duradero. Con más calor, pueden acentuarse los cortes de luz, porque todavía hay mucho personal de las compañías reparando las consecuencias de la tormenta sobre las redes. Ayer se conoció un nuevo dato de la precariedad eléctrica, al autorizar el gobierno poner nuevamente en funcionamiento equipos de generación que están en desuso en distribuidoras provinciales y municipales. Se afirma que es una resolución dirigida sobre todo a los municipios de la costa atlántica, para atenuar los apagones que son habituales en algunos balnearios, como Cariló, y que podrían empeorar en la actual situación. Se presume que son máquinas antiguas, contaminantes y de alto costo porque usan combustible líquido.

Mientras el gobierno y las empresas eléctricas se preparan para pasar lo mejor posible esta semana y las dos siguientes, ya hay una resolución de la Secretaría de Energía que estaría dirigida en particular a las cooperativas de la costa atlántica para paliar los ya habituales apagones en la zona, que este año pueden aumentar si hay más veraneantes.

Si se cumple el pronóstico que prevé suba de temperatura para Capital Federal y Gran Buenos Aires entre hoy y mañana, los cortes de luz pueden ser peores en estos días que durante la semana pasada. Esto es así porque hay numerosas instalaciones que todavía no se recuperaron del diluvio del sábado, y no alcanzaría el personal para atender una nueva oleada de cortes.

  • Menor exigencia

    De todas formas, hay quienes auguran que la suba de la temperatura será acotada, no superará 31°, y que como el viernes es día parcialmente no laborable (ya se dispuso asueto para ese día en la administración pública), se reducirá la exigencia sobre el sistema.

    Por otra parte, ayer se conoció la Resolución 1782 de la Secretaría de Energía, a cargo de Daniel Cameron, en la que se indican claramente los peligros para el verano que comienza esta semana y para el período que llega hasta el 31 de diciembre de 2008.

    En el primer considerando, la norma expresó que «el crecimiento sostenido de la demanda de energía resultante de la recuperación económica, hace imprescindible adoptar de inmediato, medidas para incrementar la oferta eléctrica y acotar el costo que representa para la comunidad el precio de la energía no suministrada» (por la interrupción del servicio).

    La resolución habilita a los prestadores del servicio de distribución de energía de jurisdicción provincial y municipal a ofrecer al organismo encargado del despacho, la operación de unidades que se encuentran en desuso.

  • Compromiso

    Esas máquinas tienen tales características técnicas que su despacho «se requiere ante situaciones excepcionales para reducir el riesgo de abastecimiento». No se las considerará para medir el costo de las otras generadoras, porque siendo de valores muy altos, no se puede considerar como «la última máquina que ingresa» para medir el precio de la electricidad.

    Los dueños de estos equipos que en principio estarían disponibles en cooperativas de la costa, como la de Pinamar, Santa Teresita y San Bernardo, pero también se encuentran en otras provincias, deben comprometerse a mantener Daniel Cameron disponibles las unidades hasta el 31 de diciembre de 2008.

    Es decir, dos años a partir de ahora, el período que se considera más crítico para responder a la demanda porque hasta entonces no estarán operando nuevas centrales.

    La medida muestra la preocupación oficial y también es un indicio positivo porque ya no se intenta disimular la escasez de energía y los riesgos que se correrán sobre todo a partir del invierno próximo.
  • Dejá tu comentario