Segmentación: los aumentos de tarifas se verán en noviembre

Economía

La secretaria de Energía, Flavia Royón, confirmó como seguirá el esquema de la quita de subsidios, aunque detalló que el registro para darse de alta o baja seguirá abierto.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, adelantó este miércoles como serán los siguientes pasos en la quita de los subsidios a la electricidad, gas y agua.

Royón detalló que los aumentos en las facturas "para los usuarios residenciales se verá reflejado en la factura de noviembre". Además, subrayó en diálogo con Urbana Play que para el sector comercial dependerá de cómo sea la facturación, si mensual o bimestral.

Según detalló el equipo del ministro de Economía, Sergio Massa, en la presentación de la segmentación, el nuevo esquema tarifario implicará un ahorro fiscal de $47.500 millones para 2022, y de $455.000 millones para 2023.

El Gobierno busca también reducir el consumo energético y fijó un tope para los hogares de ingresos medios, para que no superen el consumo de 400 kilowatts hora por mes. La secretaria detalló este jueves que el consumo promedio es de 200 kilowatts.

“En general, una factura promedio estará alrededor de los $2.500, con consumo promedio de 200 kwh por mes, y van a tener un aumento de $400 en esta primera etapa”, subrayó la secretaria.

En este mismo sentido, el ministro señaló el miércoles en la presentación del proyecto de ley de Presupuesto 2023 que “el esfuerzo para el ahorro energético lo tienen que hacer todos; no los usuarios y el Estado nacional, sino también las provincias”.

Royón informó también que el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) seguirá abierto para todos aquellos que se quieran dar de alta o de baja en los subsidios energéticos, en especial teniendo en cuenta la actualización de los montos de la canasta básica que determina quienes califican o no para los subsidios.

Por último, señaló que en un inicio, se había proyectado que solo el 10% de los usuarios dejarían de recibir el subsidio. En la actualidad, entre la gente que no se anotó y no está incluida en la tarifa social y los que se dieron de baja, luego de que se conocieran las restricciones a la compra de dólar ahorro para aquellos que reciben subsidios, ese porcentaje pasó a estar en torno al 30%.

Dejá tu comentario