Final apagado de una semana mejor

Economía

El día final estuvo envuelto en toda una atmósfera preocupante -la propia Bolsa de Comercio dio asueto a sus empleados a las 16- y lo que llegaba desde la cumbre era la antítesis de una cima: un bajar a las profundidades de lo más oscuro del historial de estas décadas. Otra vez las «señales» para que acudan inversiones, patentizadas en el atropello a la propiedad privada, con simple observación de los encargados de preservarla, protegerla.

Un viernes que fue «negro», aunque no a la manera bursátil, sino por lo que ingresaba en el recinto desde otros generadores. Lo cierto es que la última rueda resultó desenganchada de lo anterior, el volumen retrocedió a bastante menos de la mitad -con sólo $ 55 millones- y el índice quedó librado a su suerte. Y suerte no faltó, porque tampoco la oferta estuvo presente y se salvó la fecha con ligera marca bajista, de 0,7% en el Merval.

• Mejorando

Con lo hecho en fechas previas, el mercado se había puesto a salvo. Como para dejar un excelente saldo Merval de 4,3% en el comienzo de mes. Algo por debajo del de Brasil, con 5,4%, pero cuatro veces mejor que el Dow. Y todo quedó en suspenso, como para reiniciar hoy en tren de evaluar los sucesos -preocupantes- vividos.

Si algo quedó de conclusión del viernes en la Bolsa, fue una sensación cruda de temor por el contexto. El volumen lo registró claramente, con su contracción total.

Dejá tu comentario