Gobierno rescindió el contrato de Aguas Argentinas

Economía

El Gobierno nacional rescindió esta mañana el contrato con la empresa Aguas Argentinas por "graves irregularidades en la concesión", mediante un decreto firmado por el presidente Néstor Kirchner. De este modo, el Estado se hará cargo del servicio e invertirá 406 millones de pesos entre este año y el próximo para mejorarlo.

El anuncio lo formalizó el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, luego de una reunión que encabezó el Presidente junto al gobernador bonaerense, Felipe Solá, y el jefe de Gobierno porteño, Jorge Telerman, en la Casa Rosada.

La nueva empresa que se hará cargo de la concesión, desde hoy mismo, se denominará Aysa y estará controlada por el Estado Nacional -que tendrá el 90 por ciento de las acciones-, según dijo De Vido, quien a la vez aclaró que los trabajadores mantendrán el 10 por ciento restante del capital accionario.

"El presidente Kirchner, por decreto 303, y por culpa del concesionario, dispuso rescindir el contrato con Aguas Argentinas por la prestación de agua corriente y servicio cloacal", sostuvo De Vido, en una conferencia de prensa ofrecida en la Casa Rosada.

En ese marco, el ministro enfatizó que a la empresa "siempre le interesó más discutir el cuadro tarifario que cómo mejorar el servicio para los usuarios". "Frente a esto, el Estado debe reaccionar con responsabilidad: la empresa Aguas Argentinas no puede continuar con la concesión del servicio", advirtió.

A su criterio, "se han detectado graves irregularidades en la concesión. Aguas no realizó las obras necesarias para mejorar el servicio, tal como se había comprometido en el contrato de concesión".

De Vido explicó que alrededor de 300 mil personas del Gran Buenos Aires "se encuentran en áreas sujetas a contraer riesgo de ingerir agua con nitratos", algo perjudicial para la salud. Además, durante la rueda de prensa, dijo que "otro problema es el de la presión de agua, que la concesionaria incumplió sistemáticamente".

Aguas Argentinas mantenía la concesión del servicio de agua potable y cloacas en Capital Federal y Gran Buenos Aires desde 1993 y era controlada por el grupo francés Suez.

Por su parte, el secretario de Obras Públicas, José López, anticipó que "para solucionar el problema de los nitratos, la semana próxima se anunciará una inversión por 143,5 millones de pesos que comprende un llamado a licitación para el acueducto Lanús-Temperley y la renovación de filtros en la planta de Bernal", entre otros emprendimientos en distintos lugares del conurbano.

También resaltó, durante la misma conferencia de prensa, que se incorporará capital accionario a la compañía, ahora controlada por el Estado, por 25,5 millones de pesos.

López señaló también que en 2007 "está previsto ejecutar obras por 205 millones de pesos, para ampliar la capacidad de producción y transporte de las plantas de Bernal y San Martín".

En tanto, Telerman, quien también estuvo junto a los demás funcionarios en la rueda de prensa, expresó que desde el gobierno porteño "hay un espíritu inequívoco de apoyo a esta medida, que tiende a resolver un problema crucial, que es la falta de agua y cloacas".

  • En 20 días se anunciará plan de inversiones

    El secretario de Obras Públicas, José Lopez, adelantó esta tarde que en 20 días se dará a conocer junto con el jefe de gobierno porteño Jorge Telerman, el gobernador Felipe Solá y los intendentes del conurbano, el plan de inversiones y el programa previsto para la empresa Aguas y Saneamiento Argentinos (AYSA) durante los próximas cinco años.

    Lo anticipó al ingresar al edificio de Aguas Argentinas, en Tucumán al 500, y el secretario anunció que el gobierno realizará una inversión de 144 millones de pesos en agua potable, para dejar fuera del servicios a numerosos pozos de agua, al tiempo que adelantó que la inversión por este concepto durante el 2007 será de 205 millones de pesos.  

  • Designación

    López puso esta tarde en funciones al nuevo presidente de AYSA, Carlos Ben, y convocó al personal de la empresa a colaborar en "esta nueva etapa que se abre tras la decision del presidente Néstor Kirchner" de rescindir el contrato a Aguas Argentinas.

    "Queremos que participen en esta etapa de la empresa que arranca con fuerza y la capitalización necesaria para desarrollar el plan de acción inmediato tendiente a eliminar los nitratos del agua y garantizar así la salud de la población", señalo López, en
    el acto realizado en la planta potabilizadora General San Martin, ubicada en Figueroa Alcorta y La Pampa.
  • Dejá tu comentario