7 de diciembre 2011 - 10:21

"Las calificadoras son fuente y transmisión de problemas"

De izquierda a derecha, el ministro de Economía Amado Boudou, el economista Joseph Stiglitz, la presidenta de BCRA, Mercedes Marcó del Pont y el futuro titular del Palacio de Hacienda, Hernán Lorenzino.
De izquierda a derecha, el ministro de Economía Amado Boudou, el economista Joseph Stiglitz, la presidenta de BCRA, Mercedes Marcó del Pont y el futuro titular del Palacio de Hacienda, Hernán Lorenzino.
El ministro de Economía y vicepresidente electo, Amado Boudou, volvió a cargar contra las calificadoras de riesgo, a las que acusó de ser una "fuente y transmisión de problemas" y advirtió que "mientras sigan existiendo, los recursos van a seguir fluyendo de los que menos tienen a los que más tienen".

Al disertar en un seminario organizado por el Palacio de Hacienda y el Banco Mundial, con la crisis internacional como telón de fondo, Boudou comentó que "antes de los 90, las calificadoras no tenían la importancia que tienen hoy en el sistema financiero y sin embargo, el sistema financiero existía igual".

Sostuvo que "parece que la economía es una ciencia en la que se puede prescindir de las ciencias sociales, pero esto no es así" y aseguró que "detrás de la filosofía económica, hay siempre una filosofía política, sobre todo en la toma de decisiones, y eso es determinante en los resultados".

"Mientras sigan existiendo las calificadoras de riesgo, los recursos van a seguir fluyendo de los que menos tienen a los que más tienen. Y esto disminuye la posibilidad de crear más puestos de trabajo y de fortalecer el mercado interno", disparó el funcionario.

Por otra parte, el vicepresidente electo comentó que en la Argentina, antes de 2003, "la supremacía de los mercados estaba por sobre las decisiones del Estado".

A su criterio, eso "se convirtió en una filosofía económica indiscutible que ha llevado a malos resultados, como pasa hoy en Europa".

En ese sentido, Boudou aseguró que "cuando pequeñas porciones de la población tienen grandes montos de riqueza, se resta la posibilidad a los países de generar sus propios mercados internos y generar demanda agregada".

"Ahí está una de las claves de porqué Argentina superó la crisis en estos ocho años y Europa aún no pudo salir", consideró el ministro.

Consideró que "lo que ha quedado claro es que los mercados en general funcionan deficientemente pero también el patrón de funcionamiento nos demuestra que cuando más desregulados estaban más deficientes eran".

"Estamos asistiendo de problemas políticas en las finanzas internacionales y una de las claves es terminar con las calificadoras de riesgo", planteó el ministro.".

Dejá tu comentario

Te puede interesar