18 de agosto 2023 - 00:00

Dólar, dudas sobre el plan Milei y en qué invertir: lo que se dice en las mesas

 “¡Se vino el overshooting!”. Único antídoto. Lecciones de Ricardo. ¡Patapúfete!, otra que cisne negro. No lo logró ni Alsogaray, ni Manrique ni Mauri. Mucha desconfianza en las ideas de Milei.

dolar-finanzas-inversiones.jpg

Como era esperable, surgen, casi diariamente, encuentros para analizar los resultados de las PASO, en todos los órdenes y ambientes, no sólo el financiero.

Sin embargo, en las actuales circunstancias, literalmente, “nos tapó el agua”. Y como si fuera poco, no tener reservas netas y un dólar blue en más de $750 coqueteando con los $800, aún hoy no dejan de sorprender los dichos del ministro-candidato de que la oposición prepara un Plan Bonex, por lo que los bancos deberían advertirles a sus clientes. Silenzio stampa. No comments.

Lo cierto es que mientras unos hacen cuentas para sacarle el jugo a esta crisis, aún no terminal, y ven oportunidades en bonos y arbitrajes, y otros hacen cuentas del break even del carry trade más sencillo de apostar a la tasa del 118% anual hasta octubre, que les da un dólar blue de $930 aprox., otros le bajan el copete al blue por claro overshooting.

Un ejemplo lo aportó un gestor con un gráfico de Econoviews en mano a otros colegas en pleno debate: el blue de $775 en términos reales supera al de julio de 2022 que ya de por sí era un valor muy alto y el de la crisis del 2001 que llegó a $500 de hoy. El antídoto, concluyen todos: generar un poquito de confianza. Pero lamentablemente se le hace cuesta arriba al equipo económico inyectarla.

Hasta el prestigioso ex PIMCO Mohamed El Erian se ocupó del caso argentino explicándoles a sus colegas de todo el mundo que una devaluación del 18% a $350 el dólar acompañada de una suba de 21 puntos en la tasa de interés a 118% anual podrían pensarse como medidas tan agresivas por parte del Gobierno y el Banco Central que calmarían a los mercados.

Pero es Argentina donde el tipo de cambio paralelo es casi $700 y la inflación se encuentra en 115%. Encima desde Washington DC llegaba un reporte que daba cuenta de que el traspaso del tipo de cambio de Argentina se encuentra entre los más altos de los mercados emergentes, por lo tanto, el dato del IPC de julio de 6,3% es totalmente retrospectivo en medio de la fuerte depreciación del peso en agosto.

El consenso recomienda una comunicación clara y una hoja de ruta, aunque solo sea por un período de tres meses, lo que podría ayudar a aliviar la presión cambiaria. Al respecto, el economista Ricardo Arriazu recordó que en su libro del 2003 ya advirtió que usar el tipo de cambio nominal para mejorar la competitividad no sirve y alertó que las únicas dos hiperinflaciones que hubo fueron por devaluaciones sin tener reservas.

Los millennials y los sub-30/40 no lo entenderían, pero en gran parte de las mesas y consultoras se escuchó: “¡Patapúfete!” al ver los números de las PASO. Un avezado politólogo explicaba a un grupo de meseros que el resultado es algo inédito en la historia político-electoral criolla: que un outsider en menos de dos años haya pasado de representar un éxito en las elecciones de medio término de CABA a ganar unas Primarias abiertas a nivel nacional sacudiendo a las dos grandes coaliciones del momento; no pudieron hacerlo en distintos momentos de la historia reciente ni Aramburu, ni Alende, ni Alsogaray, ni Manrique ni tampoco López Murphy o siquiera Macri.

Sin embargo, reina mucha desconfianza en el triunfo libertario. Muchos descreen que pueda llevar a cabo las reformas y los cambios que anuncia, pero no sólo por la gobernabilidad con la que se supone deberá gestionar, sino también porque cuando bucean los planes, sobre todo los fiscales, que según expertos e incluso ex FMI dan cuenta que hay un serio desconocimiento del Estado y temen por falta de pericia a la hora de encarar una reforma del Estado y diversos ajustes anunciados por Javier Milei.

Obvio que el líder libertario fue la comidilla de todas las conversaciones, debates y encuentros; hasta ocupó gran parte del ya tradicional grupete del puchero del Jockey que nuclea a varios economistas con nexos en los tres “tercios”. Al café, en una encuesta informal, fue casi unánime (un 90%) que se espera que Milei llegue al balotaje.

En otro lunch, no menos relevante, un banquero reconoció no entender el comportamiento de los bonos en dólares, sobre todo luego de sondear a varios fondos de Wall Street que eran muy optimistas con los resultados de las PASO, porque consideran que más del 60% del electorado vota disciplina fiscal y reformas. Sin embargo, un importante gestor le contaba que intercambió figuritas con operadores de Londres y Nueva York y recogió bastante inquietud por la personalidad que transmitía Milei.

Dejá tu comentario

Te puede interesar