Loma Negra reinicia obras en planta de Olavarría

Economía

La cementera Loma Negra reiniciará a partir de hoy, lunes, las obras de construcción de la segunda línea de L’Amalí, una nueva planta de producción de cemento, que la compañía ahora de capitales brasileños había empezado a construir en Olavarría a fines de 2017 con una inversión de u$s350 millones.

Sergio Faifman, CEO de Loma Negra, informó en un comunicado que “las obras se habían interrumpido hace más de un mes, cuando el Gobierno nacional decretó la cuarentena obligatoria en todo el país y la autorización para el reinicio de las obras responde a que se trata de una planta vinculada con la actividad minera, que hoy está exceptuada del cumplimiento de la norma”.

Por esta razón, el Gobierno de la provincia de Buenos Aires autorizó el reinicio de las obras, bajo la condición de respetar los protocolos sanitarios impuestos frente a la pandemia.

“La reactivación se hará bajo estricto cumplimiento de los protocolos de Higiene y Salud de la empresa, aprobados por el Municipio de Olavarría, y siguiendo lo que establece el Protocolo elaborado por la provincia de Buenos Aires”, aclaró la empresa.

Loma Negra también precisó: “El reinicio de las obras se realizará con el personal indispensable y se buscará que los empleados, todos trabajadores de las empresas contratistas, sean argentinos o extranjeros, residan en la ciudad de Olavarría y sus alrededores, y cuando ello no sea así se los someterá a pruebas exhaustivas en el hospital local”.

“El reinicio de las obras tendrá un enorme impacto en la ciudad de Olavarría y en sus alrededores, dinamizando la actividad económica”, añadió Faifman.

En cuanto a los plazos, explicó que la nueva planta cementera estará en operaciones para fin de año y le permitirá a la compañía incrementar su producción en un 40 por ciento.

Gradualidad

Con la ampliación de actividades esenciales decretada el mes pasado por la Casa Rosada, Loma Negra quedó incluida en la excepción y con posibilidades de reanudar normalmente sus operaciones. Sin embargo, el sector venía muy golpeado por la caída de la actividad económica anterior a la pandemia. Por eso, la compañía hizo saber oportunamente que el retorno a la producción cementera será “paulatina y a la espera de la evolución de la demanda”.

La mayor parte de las 9 fábricas que tiene Loma Negra en distintos puntos del país permanece inactivas durante la cuarentena, con los hornos apagados. Ahora mismo, el reinicio de las obras de construcción en L’Amalí “no implica que se reanude la producción de cemento”, explicaron.

Llegado el momento se irán reactivando por turnos “en función de la evolución de la demanda, y siempre con dotaciones mínimas para preservar la salud del personal”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario