Lousteau: "No se reabrirá el canje para los bonistas"

Economía

En sus primeras afirmaciones a la prensa como ministro de Economía, Martín Lousteau ayer confirmó el rumbo que marcó el ex presidente Néstor Kirchner en cuanto a «seguir creciendo a toda marcha» y desechó la idea de enfriar la economía. Era obvio. En una entrevista otorgada al programa «A dos voces» el ministro descartó una reapertura del canje a los bonistas y prometió que el nuevo índice de precios será anunciado cuando terminen de «testear metodología». No precisó cuándo ello ocurrirá. Sobre la relación con el secretario de Comercio Interior, propulsor de muchas de las iniciativas en lo económico, no fue interrogado. Defendió en reiteradas ocasiones la política aplicada en la gestión de Néstor Kirchner pero incluyó también en sus afirmaciones lo hecho en materia energética. Estas fueron sus principales declaraciones:

  • Hasta que haya un pobre es un deber moral crecer, mejorar la distribución del ingreso. Hay que bajar la pobreza. Coincido con el planteo de Néstor Kirchner de que debemos crecer sostenidamente. Lo hemos hecho en los últimos cinco años consecutivamente por primera vez en 107 años, esto es un crédito para el país. Hay que continuar creciendo, mejorando la gestión día a día.

  • La mejor tasa de crecimiento de la Argentina es la sostenible en el tiempo. Se puede mantener el actual ritmo de crecimiento.

  • Hay que entender lo que pasó para visualizar los principales desafíos para crecer. Venimos de crecer cinco años seguidos, esto es un cambio cultural donde podemos mirar y pensar en el largo plazo; cómo hacerlo después de la crisis que se vivió, defendiendo nuestros intereses soberanos; por eso para poder continuar creciendo hay que poner en el centro nuestros intereses.

  • Tenemos una oportunidad inédita con lo que está pasando en el mundo. Vamos a trabajar sector por sector, desde el agro, la industria automotriz y la exportación de servicios, generando medidas sectoriales con acuerdos sectoriales fijando metas de crecimiento, de igualdad en la distribución.

  • Hasta ahora teníamos un hospital de campaña donde había que salvar vidas sin explicar y sin tiempo para hacer diagnóstico, ahora pasamos a un hospital de mediana-alta complejidad donde nos reuniremos con los representantes reales de cada sector para ver los obstáculos que tienen para crecer y generar empleo.

  • Con todos los sectores, incluidos los tamberos, pero debe haber predisposición para dialogar. Podemos dialogar porque no tenemos urgencias.

  • El tema energético es complejo en todo el mundo, y cuando se crece como lo hace la Argentina es un desafío. Venimos de escuchar de la crisis pero no existen problemas porque el gobierno planificó e invirtió; y como el objetivo es crecer mucho, ha hecho un esfuerzo fiscal para abastecer de energía, para que esté disponible para todos los sectores. Cuando se ven los datos duros de producción industrial no se ve el costo de los cortes de energía.

  • El tema del Club de París no es un tema urgente. Nos tomaremos el tiempo necesario para resolverlo de la mejor manera posible. Tenemos que volver a defender nuestros intereses. Es importante resolver esto para bajar el costo de financiamiento y del comercio exterior, pero no es urgente.

  • El FMI está bien predispuesto para facilitar el diálogo con el Club de París. Coinciden con nuestra visión del tiempo, y que no es urgente. Veo un cambio de actitud del Fondo, más humildad. Con Strauss-Kahn hablamos de cómo cambiar la relación con los países emergentes, de la situación financiera internacional, y el capítulo del Club de París fue muy pequeño.

  • Respecto de los bonistas que no entraron en el canje, está muy claro, la ley cerró la oportunidad. Creo que estuvieronmal asesorados, el cupónatado al PBI fue la mejor inversión del mundo. No se reabrirá el canje de deuda.

  • Cuando la Presidenta se refirió a ser gendarme de la rentabilidad empresarial apuntó al tema sindical en cuanto a que el gobierno generó una oportunidad inédita para aprovechar el diálogo entre empresarios, gobierno y sindicatos. El principal objetivo del país es trabajar para eliminar la pobreza.

  • No hay temor a las paritarias. En general no tuvimos períodos de bonanza como hasta ahora, pero no tenemos miedo a la discusión. Hay que ver los temas prioritarios de la agenda, pero el peso de los trabajadores en el PBI debe crecer. El deber más importante es incluir a los excluidos, formalizar a los trabajadores en negro.

  • Las paritarias, salvo casos emblemáticos, serán como hasta ahora, cara a cara, sin el gobierno. El impacto de los salarios sobre la inflación dependerá de cada sector. Pero todo se resuelve negociando.

  • Las manifestaciones de Hugo Moyano son una expresión de defensa de sus intereses. Lo sabe, lo hemos discutido, la recuperación salarial debe continuar pero incluir a los trabajadores en negro es la principal deuda del país.

  • Vamos a profundizar los cambios metodológicos en el cálculo de los índices de precios (del INDEC). Haremos todos los test necesarios antes de anunciar la nueva metodología. Pero nadie puede medir mejor que el INDEC, no tienen capacidad los privados. . El tema importante es diferenciar entre índice de precios e índice de costo de vida. El INDEC debe tener los mejores técnicos para asegurar la mejor metodología. Hay que fortalecer al organismo y me extraña mucho que no tenga un instituto de investigación para ir actualizando los métodos.

  • La inflación en 2008 es importante por la historia de la Argentina, pero la discusión está sobredimensionada, tuvimos años atrás una inflación de 12% y nada de esto ocurrió. La inflación está bajo control. No debe olvidarse de la presión mundial tanto en los precios de la energía como de los alimentos. El tema de las tarifas corresponde a otro ministerio.
  • Dejá tu comentario