Lula es optimista: este año habría acuerdo por subsidios

Economía

Rio de Janeiro (EFE) - El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó ayer que las negociaciones de la Ronda de Doha (Qatar) de la Organización Mundial del Comercio (OMC) pueden llegar a un acuerdo este mismo año, pero que dependen de que los países ricos hagan concesiones en la agricultura.

«Hay interés político en llegar a un acuerdo y pienso que hasta el final del año podamos cerrar ese acuerdo. Pero es necesario que los países ricos hagan concesiones en el área de la agricultura», aseguró el jefe de Estado brasileño en su programa semanal de radio.

Según el líder socialista, los países en desarrollo no pueden hacer las concesiones que piden los ricos y «renunciar a nuestro crecimiento interno, al crecimiento de nuestra industria, y no ganar nada en la agricultura».

Lula resumió así su visión sobre las negociaciones de la Ronda de Doha tras hacer un balance de las reuniones que tuvo la semana pasada con los jefes de Estado de la India y Sudáfrica y de la conversación telefónica que mantuvo con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

El mandatario recordó que, así como Brasil, la India y Sudáfrica forman parte del G-20 (países en desarrollo que exigen el fin de los subsidios que los ricos conceden a la agricultura) y son importantes protagonistas en las negociaciones.

Agregó que el G-20 está interesado en que la Ronda de Doha concluya con un acuerdo que beneficie a todos los países pobres.

«Está difícil, porque el subsidio de la agricultura de Estados Unidos es muy alto. También porque la Unión Europea no definió sus productos agrícolas sensibles, es decir, los números que van a utilizar (para las negociaciones)», afirmó.

«Aún no está nada decidido, pero pienso que estamos cerca de eso», agregó el gobernante al decirse optimista en tono a la posibilidad de un acuerdo.

Aseguró que, mientras Estados Unidos y la Unión Europea mantengan sus restricciones, Brasil seguirá dando prioridad a las negociaciones con países en desarrollo de Suramérica, Africa y Asia.

«Todo el mundo piensa que podemos vender todo lo que queremos para Estados Unidos y la Unión Europea. Pero ellos tienen limitaciones, porque también quieren vender.»

Dejá tu comentario