21 de noviembre 2001 - 00:00

Más optimismo en Wall Street

Nueva York (Bloomberg) -Los analistas de Wall Street se encuentran divididos acerca de las estimaciones sobre una recuperación económica durante el próximo año.

Ed Kerschner, de UBS Warburg, y Abby Joseph Cohen, de Goldman Sachs, señalaron ayer que las ganancias de las empresas crecerán en la segunda mitad del año próximo y sacarán a la economía de la recesión
.

Del otro lado, Barton Biggs, de Morgan Stanley, sigue aferrado a su postura bajista y aconsejó a sus clientes que compren bonos y acciones de energía porque la economía continuará deteriorándose.

Lo cierto es que los estrategas de Wall Street están modificando sus previsiones para el próximo año después de la suba de 1,1% registrada el lunes por el Promedio Industrial Dow Jones, con lo cual este índice ha subido 20% de su mínimo anual, el 21 de setiembre pasado. Un avance de esta cuantía encaja en la definición común de mercado al alza.

El índice Standard & Poor's 500 y el NASDAQ se están moviendo en el mismo sentido.

Pronóstico

Kerschner vaticinó que los beneficios empresariales serán mejores que lo esperado durante el próximo año, ya que las compañías están recortando sus costos y la confianza de los consumidores está en aumento. Este analista, que ocupa la segunda plaza entre los estrategas de Wall Street según el sondeo de la revista «Institutional Investor» de 2001, explicó que el éxito de la guerra en Afganistán, los pronósticos de beneficios más ajustados a la realidad que los especialistas han emitido últimamente y el crecimiento de la productividad en el tercer trimestre, le llevaron a elevar su previsión de ganancias.

«
Recortamos nuestras estimaciones de ganancias por acción del S&P 500 tras los atentados terroristas, pero los resultados parecen menos malos que lo esperado», escribió Kerschner en el informe. Además, elevó la estimación de ganancias por acción del S&P 500 hasta u$s 10,20, desde u$s 9,33 para el cuarto trimestre e incrementó la previsión para el próximo año hasta u$s 51 desde u$s 48.

Kerschner mantuvo su recomendación de que los inversores coloquen 84% de sus activos en acciones, la mayor proporción en renta variable entre los estrategas encuestados por «Bloomberg». Además, aconsejó a los inversores que inviertan 15% de sus participaciones en bonos y el resto en efectivo.
Por su parte, Cohen, de Goldman, señaló que los avances de las acciones están justificados por las previsiones de resultados y económicas. Mantuvo su recomendación de que los inversores pongan 75% de su cartera en acciones, 22% en bonos y 3% en materias primas.

«Los avances en los precios de las acciones de casi 20% desde entonces han estado completamente justificados», explicó en una nota a los clientes. «Nuestros objetivos de precios para el final de 2002 sugieren ganancias adicionales de dos cifras», agregó Cohen.

La analista dijo a principios de octubre que el S&P 500 estará justamente valorado si alcanza un nivel entre 1.300 y 1.425 para finales de 2002. Eso implica una ganancia de entre 13% y 24% a los valores actuales.

Perspectiva

En tanto, Biggs, de Morgan Stanley, no está tan seguro de que la economía repuntará tan rápidamente como anticipa el mercado.

El analista consideró que las recientes subas en las acciones y la caída en los mercados de materias primas y bonos podrían restarle apremio a un estímulo fiscal y monetario, y por lo tanto extender el enfriamiento económico.

Biggs aconsejó a los clientes que compren bonos y acciones de firmas del sector de la energía después de que las tasas de interés se dispararon y los precios del petróleo bajaron la semana pasada.

«Todavía creo en que la economía mundial se está debilitando», sentenció Biggs.

Dejá tu comentario

Te puede interesar