No se sabe por qué, semana fue positiva

Economía

Al realizar el recuento semanal por los mercados que suelen ser los más cotejables, resultaque el Merval se alzó con más de 4% de mejoría en el período. Quedó debajo de un Bovespa con más de 5%, pero arriba un punto cómodo sobre el Dow Jones, que colectó poco más de 3 por ciento.

El Merval atrapó una porción de 4,3%, culminando de modo tan desvaído como también había resultado la rueda previa. El viernes, sólo 0,5% de aumento, dentro de una mediocridad de desarrollo que solamente estuvo apoyada por $ 33 millones de efectivo. Y dando nuevamente espaldas el volumen a lo que quedara de saldo en los precios. Quien desee suponer que el período se manifestó como de pleno «rebote», puede hacerlo; las diferencias lo apoyaban con ese saldo más que interesante para una semana. Pero raspando un poco la superficie, se encuentra una plaza tan anodina como la que venía precediendo y con una faltante angustiosa de negocios. Donde los números mejoraban, como el jueves, el viernes se retornaba a una respuesta muy contraída. Prueba nuevamente de que los indicadores no se llevan de acuerdo y los aumentos de panel no son refrendados por corriente tomadora. El mismo viernes, el lote componente de las líderes mostró a Tenaris con perfil de neutralidad total -sólo con 154.000 papeles- y el Galicia retrocedió 1,7%. No queda mucho para sacar conclusiones; solamente que se atraviesa una zona de mucha parquedad de órdenes, especialmente para acciones. El Merval arrimó en el final a los 1.689 puntos, después de tocar mínimos de 1.680 y máximos en 1.691. Lo preocupante es que no existe corriente de inversión de riesgo para títulos accionarios de nuestra Bolsa. Todo es tan reducido, que bien puede ser un signo a favor, o en contra, con total naturalidad. Y se sigue esperando.

Dejá tu comentario