Obama insiste con la reforma financiera para que Wall Street "rinda cuentas"

Economía

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que "las fallas en el sector financiero" fueron la "causa principal" de la crisis económica y advirtió que, una vez que se apruebe la reforma del sector, las firmas de Wall Street deberán "rendir cuentas".

"Hubo muchas causas para los problemas que afectaron negativamente a nuestra economía en los últimos dos años, pero la causa principal fueron las fallas en el sector financiero", dijo Obama en su habitual mensaje sabatino radial y en video.

"Lo que está claro -continuó- es que la crisis se podría haber evitado si las firmas de Wall Street rindieran cuentas mejor, si los tratos financieros fueran más transparentes y si los consumidores y accionistas tuvieran más información y más autoridad para tomar decisiones".

Obama viene impulsando una reforma financiera que evite las apuestas de excesivo riesgo como las que ejercieron las firmas de Wall Street a caballo de la reciente burbuja hipotecaria, cuando se montó una compleja trama de inversiones sostenida sobre las cuotas de préstamos para viviendas para personas de bajos ingresos y, en consecuencia, con fuertes chances de dejar de ser pagadas.

La explosión de la burbuja financiera provocó precisamente un colapso financiero y arruinó a miles de familias y de inversores norteamericanos, y luego obligó al gobierno a poner en marcha un multimillonario paquete de rescate para Wall Street.

Obama reconoció que la reforma financiera viene encontrando fuertes obstáculos, en especial porque "los intereses especiales han realizado una infatigable campaña para oponerse a las normas más básicas, de sentido común, normas para proteger a los consumidores y prevenir el abuso".

"De hecho, el sector financiero y sus influyentes cabilderos se han opuesto a las modestas medidas de protección contra el tipo de riesgos irresponsables y malas prácticas que precisamente desencadenaron esta crisis", denunció.

Según el presidente, en Estados Unidos "estamos rodeados por las consecuencias de esta falta de responsabilidad, de Wall Street y Washington: los 8 millones de empleos perdidos, billones en ahorros que se esfumaron, innumerables sueños perdidos o negados".

"Creo que debemos hacer todo lo posible para asegurar que ninguna crisis de esta magnitud vuelva a ocurrir jamás", dijo el presidente, quien aseguró que está "luchando con todas mis fuerzas para que se apruebe el conjunto de medidas de reforma de Wall Street y las medidas de protección al consumidor".


El plan de reforma, destacó Obama, "ya está circulando por el Congreso", con normas que prevén "mayores medidas de protección financiera para el consumidor" y otras que "traerían nueva transparencia a los tratos financieros".

"La crisis fue causada en parte por firmas como AIG y otras, que hicieron apuestas enormes y riesgosas, usando productos financieros como los derivados, sin rendirle cuentas a nadie", señaló Obama, al día siguiente de que la comisión federal reguladora de los mercados (SEC, por su sigla en inglés) acusara a la Goldman Sachs de fraude, precisamente por la colocación de productos basados en las hipotecas "subprime".

También se buscará cerrar "las lagunas legales para evitar el tipo de imprudencia e irresponsabilidad que hemos visto" y se establecerán medidas que "harán que Wall Street asuma la responsabilidad, dándole a los accionistas nuevas facultades en el sistema financiero", prometió el presidente.

Dejá tu comentario