24 de mayo 2022 - 09:59

Foro de Davos: el impuesto mínimo global para multinacionales se retrasará hasta el 2024

El secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Mathias Cormann calificó el impuesto del 15% "histórico", sin embargo aseguró que el calendario para su implementación es "ambicioso" y prometió presentar los detalles técnicos en el G20.

ocde1.jpg

La aplicación del impuesto mínimo del 15% para las multinacionales se retrasará hasta el 2024, según afirmó el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Mathias Cormann. Esto supondrá un retraso frente a la idea inicial de hacerlo en 2023.

Cormann calificó este tipo mínimo del 15% aprobado por la OCDE el año pasado como "histórico" y con un calendario "ambicioso" de forma deliberada con el fin de mantener el "pulso", aunque eran conscientes de que se requería mucho trabajo técnico para su aplicación.

El secretario de la OCDE, que ha participado este martes en el Foro Económico Mundial de Davos (Suiza), que hoy celebra su segunda jornada, reconoció que esperaba sellar un acuerdo multilateral a mediados de este año, aunque no ve probable que éste se produzca hasta finales de año.

Sin embargo, Cormann confirmó que es probable que se llegue a un acuerdo sobre los aspectos técnicos en aras de presentarlo en la reunión de ministros de finanzas del G-20 en noviembre. Con todo eso, calcula que la implementación práctica de este impuesto será a partir de 2024.

El acuerdo requiere que los estados adapten su legislación nacional, lo que no es fácil porque hay países que incluso tienen que cambiar la constitución, como es el caso de Suiza.

La postura de los países

Pese a este retraso y las dificultades técnicas que entraña el impuesto, el secretario de la OCDE es optimista, dado que "una vez que existe una masa crítica de países que imponen un nivel mínimo de impuestos corporativos sobre las ganancias generadas en sus jurisdicciones, es muy difícil no formar parte" de este pacto.

Se trata de una reforma histórica del sistema fiscal internacional, que asegurará un tipo impositivo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades a las multinacionales que ganen más de 750 millones de euros por la actividad que realicen en cualquier país.

En 2021, unos 140 países y jurisdicciones de la OCDE aprobaron esta iniciativa, que se trasladó al G-20, que también la respaldó.

Dejá tu comentario

Te puede interesar