Perforó piso y después suturó

Economía

Una rueda tan desacomodada como las que vienen en seguidilla, lo único que varió fue la mezcla y magnitud de los resultados. Turbulencia al por mayor, más mensajes tratando de que los operadores entren a un período de mayor calma. Y de aquí apareció el vuelco de un Dow Jones que estaba para otro negativo y pudo cambiar el signo, mientras los demás estaban culminando. Así, se vieron saldos desconectados unos de otros, con el indicador del NYSE en 0,5% de positivo, dando el golpe de la fecha la plaza de Brasil -compensando, porque lo había dado en contra antes- y que se mostró en repunte final de 2,12 por ciento.

El Merval, en tanto, arrastró su pesadez con inclinación bajista -enmarcado por otro gran volumen- y en los mínimos de la fecha hasta perforó el piso de los «2.100» puntos, lo que aportaba cantidad de rostros preocupados en la comunidad bursátil. Justamente en «2.097» se fijó ese piso intradiario del día, que después se pudo ir suturando y con una cota máxima en los 2.146 puntos. Para culminar negociando entre las fuerzas una casi neutralidad absoluta. El cierre de 2.125 unidades aportó sólo 0,07% de diferencia, negativa, siendo el recinto más abúlico de todos.

  • Gran energía

    No todo pasa por las líderes habituales y populares; se están mezclando operaciones grandes en determinados puntos y nombres donde se cruzan «paquetes» importantes y que tanto pueden responder a lo bursátil simple, como a razones políticas de tales especies. Lo cierto es que se reunieron notables $ 258 millones de efectivo para lo que es acciones, con 21% de segmento sobre los totales globales. Entre las de panel mayor destacó la suba de S. Indupa, con casi 3% (reaccionando a buenas nuevas sobre inversiones de mucho peso a futuro. Ampliación de plantas y fundación de una, dedicada al esencial insumo del etileno).

    Sólo «20» títulos en alza, por «73» bajando, indica un plano inclinado que no se reflejó en el parejo Merval.

    Y la Bolsa, titubeando.
  • Dejá tu comentario