6 de diciembre 2000 - 00:00

Pesimismo por reforma previsional

Si Fernando de la Rúa quiere sancionar la reforma previsional antes de fin de año para poder cumplir con el FMI debería comenzar a redactar ya un decreto de necesidad y urgencia. Ayer Horacio Pernasetti, jefe del bloque radical de Diputados, confirmó que la Alianza introducirá modificaciones al proyecto de reforma previsional que el gobierno envió al Congreso: «la mayor parte del bloque de la Alianza no está de acuerdo en eliminar el sistema de reparto ni la Prestación Básica Universal ni aumentar la edad de la mujer», dijo. Esta negativa se suma al proyecto alternativo que presentó la frepasista María América González. Darío Alessandro, para complicar aun más las pretensiones del Ejecutivo, dijo ayer que un proyecto de esta envergadura no puede tratarse en 10 o 12 días solamente.

Postergación

Con lo que anunció de hecho una postergación de la aprobación. Además, si se recuerda que durante enero la Cámara de Diputados estará cerrada por desinfección, cualquier intento de aprobar la reforma por ley debería trasladarse a febrero.

Para tratar el tema, ayer se reunieron por separado los bloques de los dos partidos de la Alianza.

En el Frepaso se limitaron a analizar una agenda tentativa de temas a tratar en la sesión de mañana, la primera del período extraordinario. Los frepasistas tienen la ilusión de poder sancionar el proyecto de revisión de causas para los presos de La Tablada, pero además confían en que hoy la Comisión de Presupuesto y Hacienda habilite el tratamiento del proyecto para gravar con Ganancias los plazos fijos y colocaciones financieras de las empresas, al tiempo que elimina progresivamente el impuesto sobre intereses por préstamos. Por si eso fuera poco Alessandro pidió a los diputados que estuvieran preparados para sancionar a última hora el Presupuesto Nacional, si es que el Senado lo tiene aprobado para ese momento.

Dejá tu comentario

Te puede interesar