Sigue el boom por los plazos fijos UVA: en abril crecieron casi 28%

Economía

Las colocaciones UVA explicaron la mitad del crecimiento de los plazos fijos en el cuarto mes del año. Paralelamente, cayó por noveno mes consecutivo la demanda de saldos reales de dinero.

En el marco de una inflación mensual asentada en niveles cercanos al 4%, la demanda por Plazos Fijos UVA volvió a registrar un notable crecimiento en abril. Según el Informe Monetario publicado este viernes por el Banco Central (BCRA), las colocaciones con opción pre cancelable tuvieron un incremento nominal del 27,6% respecto de marzo.

Cabe recordar que los UVA son depósitos en pesos que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) y tienen un plazo de 90. A su vez, los ahorristas pueden elegir cancelar el depósito con anticipación aunque en este caso resignarían el rendimiento real positivo que ofrece el instrumento a tres meses.

A pesar de su baja participación, la magnitud del crecimiento de de estos depósitos llevó a que explicara algo más de la mitad de la suba mensual de la totalidad de los plazos fijos, que fue del 0,9% en términos reales.

De esta manera, los plazos fijos alcanzaron un crecimiento interanual cercano a 28%, lo que implicó un aumento de 7,4 puntos porcentuales en comparación con el mes pasado, favorecido por la baja base de comparación de abril de 2020. Esto fue impulsado por las colocaciones mayoristas, fundamentalmente las de entre $1 millón y $20 millones.

Por el contrario, en abril se registró la novena caída consecutiva en la demanda de saldos reales de dinero. Esta dinámica se explicó tanto por una contracción en los depósitos a la vista (-2,6%) como del circulante en poder del público (-3,4%).

Por último, la Base Monetaria se mantuvo prácticamente sin cambios. En términos interanuales y a precios constantes, exhibió una disminución de 22,2%. La mejora en el acceso del Tesoro Nacional a los mercados de deuda en pesos permitió canalizar una proporción creciente de las necesidades de financiamiento en moneda local.

En efecto, durante abril la Secretaría de Finanzas obtuvo un financiamiento neto cercano a los $60.000 millones y acumula unos $150.000 millones en lo que va del año.

Mientras tanto, las necesidades financieras de abril requirieron Adelantos Transitorios por $55.000 millones, por lo cual en términos del PIB esta emisión monetaria se mantuvo en línea con la de años previos (excepto 2020). El BCRA aseguró que estos pesos fueron esterilizadas fundamentalmente a través de pases pasivos y Leliqs.

Dejá tu comentario