20 de diciembre 2007 - 00:00

Por suba del euro, se habla en Europa de "nuevos pobres"

Romano Prodi
Romano Prodi
Roma (Bloomberg) - Vestido con su mejor traje dominguero, Fausto Cepponi llevó a su mujer y a su hijo de siete años a cenar afuera... a un comedor popular. «Nunca pensé que estaría en esta situación», dijo Cepponi, de 45 años, mientras cenaba en un comedor de caridad con capacidad para 800 comensales cerca de la principal estación de ferrocarril de Roma. «Tengo un empleo, tuve un auto, pero todo se ha vuelto tan caro y lo que gano no es suficiente. Todos los meses,a la tercera semana entro en pánico.»

Con el congelamiento de los salarios y el disparo de los precios de artículos de primera necesidad -como las pastas y el pan- y el alza de las hipotecas, los esfuerzos por mantener las apariencias -«fare la bella figura», en italiano- ya no pueden ocultar que a miles de italianos empleados no les alcanza el salario. Han sido llamados con el título de un libro publicado este año: «Los nuevos pobres».

El primer ministro, Romano Prodi, intentó enfrentar el asunto en setiembre emitiendo un decreto por el cual 12,5 millones de los italianos más pobres, 21% de la población, recibirán 150 euros en diciembre próximo, el mayor gasto del presupuesto de 2008. «Ha surgido una clase de pobreza oculta y humillante, una que las estadísticas oficiales no pueden mostrar», dijo Giampiero Beltotto, autor del libro citado más arriba. «Es la persona que en el supermercado compra el pollo con fecha de vencimiento de hoy, en vez de bifes de costilla en la carnicería.»

  • Malestar

  • La situación refleja un creciente malestar en toda la Unión Europea. En el Reino Unido, el número de personas en peligro de caer en la pobreza subió el año pasado por primera vez desde 1997, según el Instituto para Estudios Fiscalesen Londres. En Francia, dos tercios de los encuestados en noviembre dijeron que su poder adquisitivo había bajado, un salto de 6 puntos porcentuales desde el comienzo del año. La Comisión Europeapronostica que el ritmo de crecimiento económico se desacelerará el año próximo conforme los precios récord del petróleo socavan el poder adquisitivo de las familias, el aumento del euro a niveles sin precedente frena las exportaciones y se propagan las secuelas de la crisis de la vivienda en Estados Unidos.

    Los italianos están entre los más golpeados. El salario promedio de un italiano subió 13,7% de 2000 a 2005, el menor aumento en la Unión Europea fuera de Alemania y Suecia, que tienen algunos de los más altos salarios de la región. El promedio de la UE fue de 18%, y los salarios británicos treparon 27,8%. Cepponi, que no ha tenido un aumento salarial en tres años, gana cerca de 8.400 euros al año. Su mujer, Franca, tomó un empleo de medio tiempo en una tienda de comestibles para ayudar.

    Dejá tu comentario

    Te puede interesar