Préstamos al sector privado se mantuvieron estables en noviembre pero acumulan alza del 11% desde marzo

Economía

Según el informe monetario del Banco Central, los préstamos crecieron 2,9% en términos nominales, frente a una inflación que se estima que girará en torno a ese porcentaje. Se destacaron subas en financiaciones con tarjeta y en créditos prendarios.

Los préstamos en pesos al sector privado se mantuvieron casi estables en noviembre, en términos reales, pero acumularon un alza del 11,3% desde que irrumpió la pandemia de Covid-19, según el informe monetario del Banco Central (BCRA).

De acuerdo con los datos recogidos por la autoridad monetaria, el crecimiento respecto de octubre fue del 2,9% en términos nominales, frente a una inflación que se estima que girará en torno a ese porcentaje. Al igual que en el mes previo, las tarjetas de crédito y las financiaciones instrumentadas mediante documentos explicaron la mayor parte de la suba.

La autoridad monetaria destacó que los préstamos destinados al consumo continuaron creciendo, en línea con el repunte en el consumo de las familias.

Las financiaciones instrumentadas con tarjetas de crédito exhibieron un aumento nominal del 4,1%. Según el Central incidió́ positivamente el dinamismo presentado por las financiaciones con “Ahora 12”, que en los primeros días del mes mostraron una suba traccionada por el “Cyber Monday”.

Mientras tanto, los préstamos prendarios presentaron en noviembre una suba mensual del 6,4%, completando 6 meses consecutivos de variación positiva en términos reales producto, fundamentalmente, a la recuperación de las ventas en el mercado de autos.

Paralelamente, las líneas con destino mayormente comercial registraron una expansión mensual nominal del 2,1% mensual, impulsada por los documentos descontados, que exhibieron un aumento promedio del 11,6%.

El BCRA recordó que en noviembre entró en vigencia el nuevo esquema de líneas de financiamiento para la inversión productiva de MiPyMEs. A fin del mes pasado eran 26.100 las empresas que habían accedido a estas líneas por un total de $88.315 millones, de los cuales alrededor de $8.000 millones correspondían a la financiación de proyectos de inversión con una tasa de interés máxima de 30%.

Por otra parte, los préstamos a tasa subsidiada otorgados en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) acumularon, a fines de noviembre, desembolsos por $6.071 millones, alcanzando a un total de 303.337 trabajadores.

Estas líneas están destinadas al pago de sueldos para empresas de hasta 800 empleados, cuya facturación haya presentado un crecimiento interanual de entre 0% y 35% y también para aquellas empresas que prestan actividades no críticas, cuya facturación nominal interanual haya sido negativa, independientemente de la cantidad de empleados. Según el último decreto presidencial, el ATP seguirá vigente hasta el 31 de diciembre.

Plazos fijos

El informe monetario difundido este miércoles también arrojó que los depósitos a plazo fijo del sector privado registraron en noviembre una caída de alrededor del 5,7% en términos reales explicada, según el BCRA, por un "arrastre estadístico" de octubre ya que el saldo de estas colocaciones registró entre el 31 de octubre y el 30 de noviembre un aumento del 0,7% ($13.800 millones).

En ese sentido, la autoridad monetaria recordó que la merma de los plazos fijos en octubre se debió a una caída en las colocaciones del segmento mayorista, particularmente, en las inversiones con opción de cancelación anticipada, debido al comportamiento de los Fondos Comunes de Inversión de Money Market que, por un lado se volcaron a colocaciones dólar-linked y, por otro lado, realizaron una reestructuración de sus carteras trasladando fondos a depósitos a la vista remunerados.

Este "arrastre" también provocó que los depósitos en cajas de ahorro y cuentas corriente crecieran nuevamente, un 1,6%, el nivel más elevado desde junio.

Cabe recordar que desde el 13 de noviembre la entidad que conduce Miguel Pesce elevó hasta el 37% la tasa de interés mínima garantizada de los plazos fijos de hasta un millón de pesos e incrementó el coeficiente que determina la tasa fija de precancelación de los depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA, llevándola a 30,5%.

Dejá tu comentario