Recomiendan invertir más en acciones (no en bonos)

Economía

Despejada en parte la incertidumbre política generada por la pelea Kirchner-Duhalde-Solá, la Bolsa logró recuperar la senda positiva y terminó el viernes con una ganancia semanal de 7,40%, cortando una racha de dos semanas seguidas en rojo y convirtiéndose en la mayor suba semanal de los 60 principales mercados del mundo. Sobre los títulos públicos, el panorama se prevé menos claro, y la semana pasada no arrojó grandes cambios en el ánimo inversor.

«Los buenos datos sobre el crecimiento del PBI están ayudando al rebote del mercado bursátil»,
indicó Mariano Tavelli, analista de Tavelli & Cía. Sociedad de Bolsa, subrayando además que el sector de la construcción tendría que liderar el sendero hacia la subas. En lo que va del año, la evolución de los precios de este sector decepcionaron a más de un inversor: la cementera Juan Minetti acumula una pérdida de 27,91%, Siderar cayó 12,90% y Aluar retrocedió 12,84%.

• Motores

Al mismo tiempo, el sector petroquímico estaría listo para transformarse en otro de los motores, al mantenerse por encima de los u$s 35 el precio del barril de petróleo, y al haber cesado, por el momento, las presiones en torno a la crisis energética. Dentro de este sector, a 10 días del fin del primer semestre, Indupa acumula un rojo en cuanto al precio de su acción de 22,03%, Petrobras está con una merma de 11,98% y Comercial del Plata es la única que muestra un saldo positivo, con un avance de 6,54% en el período.

Entre los sectores en los que no se esperan grandes alzas,
las empresas de servicios son las primeras en aparecer en la mente de los pronosticadores.

Los analistas también sugieren
poner un ojo en las acciones del Panel General.

Según
Marcelo Barreyro, vicepresidente de Puente Hnos., «hay compañías que tienen muy buen valor libro y dan margen para mirar hacia adelante, aunque hay que tener cuidado con la iliquidez asociada a algunos de estos papeles». Respecto de los volúmenes de operaciones que se están viendo en el mercado, Barreyro indicó que «actualmente, en la Bolsa se realizan operaciones por u$s 80 millones semanales, una cifra muy baja si se compara con, por ejemplo, los casi u$s 100 millones que se operan por día en el San Pablo.

Teniendo en cuenta la alta liquidez que vemos hoy en día en la Argentina con mucho dinero en cajas de seguridad, bancos yAFJP, la Bolsa tendría que intentar duplicar su nivel de operaciones. Negocios por u$s 150 o 200 millones por semana serían lo conveniente, para agregar confianza al mercado».


Más confianza también llegaría de la mano de los balances con los resultados del primer semestre a mediados de julio, donde se estima que habrá gratas sorpresas en cuanto a ganancias operativas y a consolidación de las ventas.

Algunas caras de preocupación se notaron en ciertos analistas al considerar los próximos cambios que habrá en la cartera de acciones que componen el Merval, y que se modifica cada 3 meses. De acuerdo con el cálculo base para la formación del índice, que combina precios, volúmenes operados y cantidad de operaciones, papeles importantes como Siderar, Indupa y Comercial del Plata podrían perder su lugar en esta cartera teórica con un perjuicio importante en la liquidez que puedan tener estos papeles. «En el futuro, debería revisarse la forma de calcular el índice, de forma tal que este tipo de empresas, emblemáticas dentro de la Bolsa, no pierda su lugar», sugirió Jorge Collazo, presidente de Intervalores Sociedad de Bolsa.

En el mercado de bonos, pese a las leves bajas del viernes último, se mantiene la cautela en torno a la visión de los especialistas, aunque algunos esperan una recuperación más intensa de los precios de la deuda que actualmente paga el Estado nacional. «A medida que se vaya desvelando el nivel de aceptación de la propuesta realizada por la Argentina y se mantengan sólidos los números del gobierno, deberíamos ver alguna mejora en los precios de los bonos posdefault», agregó Héctor Scasserra, director de MAValores Sociedadde Bolsa.

Respecto de cómo ven la marcha del plan de reestructuración de deuda, según
Christian Reos, analista de Allaria Ledesma Sociedad de Bolsa, «la propuesta actual del gobierno es consistente en cuanto al valor actual de los nuevos títulos, ubicados cerca de los u$s 23,5, pero difiere aún significativamente de los u$s 30 que valen hoy en día los bonos defaulteados en el mercado. Por lo tanto, creemos que el gobierno mejorará marginalmente la oferta para acercarla a estos valores».

Dejá tu comentario