9 de enero 2006 - 00:00

Relanzan ley para que aumenten inversiones

Felisa Miceli
Felisa Miceli
Parte del Ministerio de Economía se concentrará esta semana en encontrar la forma de recuperar un proyecto de ley considerado crucial y que no fue aprobado a tiempo por el Congreso. Se trata de la intención de permitir que las pymes tomen a cuenta de Ganancias sus inversiones en Bienes de Capital e Inmuebles, un intento lanzado en octubre del año pasado y considerado prudencial para las intenciones del gobierno de aumentar la inversión, una de las variables que fallan en el momento de enfrentar la inflación.

Sin embargo, Economía enfrenta un problema: como el Poder Legislativo, ocupado en solucionar conflictos políticos en los últimos días de diciembre, no sancionó el proyecto durante 2005, en teoría no se podría aplicar hasta juniode este año, y sería sólo para las empresas que cierran sus balances en el primer semestre. Como las consideradas pymes que utilizan este período fiscal son muy pocas (en general las que usan el año junio-junio son compañías multinacionales de capital extranjero, acorde con sus casas matrices), la mayoría de los potenciales beneficiarios por esta medida debería esperar 2007 para poder acceder al beneficio. Esto retrasaría cualquier intención de los privados de acelerar proyectos de compra de maquinaria, insumos o bienes muebles o inmuebles afectados a la inversión, dado que no podrán descontarlo de Ganancias tal como había prometido el gobierno en su momento.

En Economía aseguran que lo que falló en la estrategia oficial fueron dos circunstancias políticas. La primera fue el cambio de ministro el 28 de noviembre, cuando Felisa Miceli reemplazó a Roberto Lavagna, autor original del proyecto, y retrasó todas las iniciativas del Palacio de Hacienda. Luego, durante diciembre, el bloque oficial estuvo concentrado en polémicas (como Consejo de la Magistratura, disputas entre Cristina Fernández de Kirchner y el vicepresidente Daniel Scioli, etc.) y sólo unas pocas e imprescindibles leyes económicas pudieron ser tratadas (Presupuesto y prórroga de impuestos).

• Omisión

El resto del paquete oficial, incluyendo el beneficio en Ganancias para las pymes, quedó sin tiempo para ser tratado. En realidad ni siquiera fue debatido o considerado por los legisladores, con lo que quedó pendiente para 2006. Sin embargo, no repararon los diputados y senadores en que, como se trata de una modificación, parcial del Impuesto a las Ganancias, cualquier cambio debería (en teoría) ser aprobado y reglamentado por la AFIP antes del comienzo del ejercicio fiscal correspondiente.

Hasta ahora en Hacienda, más allá de lamentar la situación, no hubo cuestionamientos públicos. Sin embargo, una conversación del fin de semana entre Néstor Kirchner y Miceli, en la que el Presidente preguntó por los planes para combatir la inflación vía incremento de la inversión, desató las iras presidenciales y la movilización de Economía para buscar la solución legal y destrabar el proyecto
.

Aún no está firme esta posibilidad, pero algunos técnicos de la AFIP aseguran que hay jurisprudencia que habla de la posibilidad de aplicar cambios en Ganancias cuando ya esté avanzado un ejercicio fiscal. El caso sería, sin ir más lejos, el de
Domingo Cavallo cuando era ministro de Economía en el gobierno de Fernando de la Rúa: el Congreso le aprobó en agosto de 2001 una ley que les permitía a las empresas y particulares descontar del pago de Ganancias la compra de bonos emitidos por el Estado desde 2000. Luego, el default y la salida de la convertibilidad hicieron que la medida fuera dejada de lado; pero lo que recordaban en el organismo recaudador es que la Justicia le había dado el visto bueno a ese intento de Cavallo. Ahora se tratará de recuperar los argumentos legales de esos días para reflotar el proyecto.

• Coincidencia

No fue el único tema conversado entre la ministra y su equipo económico durante el fin de semana. Los funcionarios coincidieron en que no es conveniente en el primer semestre del año avanzar en el (por ahora fallido) proyecto de suba en el mínimo no imponible de Ganancias, ya que un incremento del circulante en el mercado interno provocaría inevitablemente una aceleración inflacionaria. La justificación para esto serían los datos de consumo interno de los primeros días de enero, donde la suba de ventas superaría con amplitud la de 2005. Con esto, reflexionan en Economía, lo que menos se necesitaría es más dinero en poder del público, sobre todo si se trata de sectores predispuestos a consumir.

C.B.

Dejá tu comentario

Te puede interesar