28 de enero 2002 - 00:00

San Luis: intiman al Banco Nación por fondos retenidos en "corralito"

San Luis: intiman al Banco Nación por fondos retenidos en corralito
San Luis - El gobierno provincial intimó al Banco Nación a que le permita acceder a fondos que tiene depositados en la entidad que, según datos extraoficiales, ascienden a 800 millones de dólares.

A través de la Fiscalía de Estado de San Luis, la provincia intimó a la entidad bancaria a destrabar en un plazo de «48 horas» el uso de esos fondos. Fue a pedido de Hugo Marín, ministro de Economía provincial, quien alertó a la Fiscalía sobre las trabas que «estaba poniendo el banco» para acceder a los depósitos.

Según fuentes confiables, la semana pasada la provincia intentó transferir parte de los fondos que tiene depositados en el Nación, pero no pudo hacerlo. Asimismo, Marín señaló que «esta situación fue puesta en conocimiento del Banco Central para que intervenga y ordene al Nación la liberación de los recursos provinciales».

En San Luis confían que el Central dará una respuesta positiva habilitando el acceso y uso de los depósitos. En teoría, las provincias -cuando tienen fondos depositados en pesos-están exceptuadas del «corralito» bancario. Pero el gobierno puntano y la administración del santacruceño Néstor Kirchner tuvieron problemas en los últimos días para acceder a fondos guardados en el sistema financiero.

Según trascendió, también Kirchner estaría evaluando accionar legalmente para disponer de los recursos depositados.Aunque no fue confirmado oficialmente, el monto depositado por San Luis rondaría los 800 millones de dólares -equivalente a un presupuesto anual de la provincia-y se habría acumulado por ahorro del gobierno. «Son nuestras reservas», se explicó. Esos recursos forman parte de un «fondo anticrisis» que el año pasado conformó la provincia puntana para prever eventuales vaivenes económicos. Ahora, según se indicó, la provincia (que gobierna Alicia Lemme, luego del interinato presidencial de Adolfo Rodríguez Saá) requiere los fondos para abonar anticipos de obras públicas en marcha.

«Que no podamos disponer de ese dinero no quiere decir que no se paguen sueldos», aclaró Marín. Ayer, desde San Luis se desvinculó la acción de la Fiscalía con el intento separatista que empuja un sector minoritario -paradójicamente llamado Partido del Surgimiento Integrador-, pero ligado a Rodríguez Saá. Igual actitud se tomó frente a la carta que, en duros términos, envió el ex presidente a Duhalde acusándolo de reinstalar la «corruptela» y bajar «40 por ciento» los sueldos estatales.

Asimismo alertó sobre el peligro de que las medidas tomadas por el actual gobierno conduzcan a nuevos «asaltos a supermercados y eclosión social». Además le imputó «retornar a las peores épocas del autoritarismo» y pertenecer a «una generación de políticos que persisten en el equivocado camino del doble discurso».

Con eso reaccionó ante declaraciones de Duhalde, quien afirmó que Rodríguez Saá lanzó «un plan entusiasta que después advirtió que no lo podía cumplir».

Dejá tu comentario

Te puede interesar