Se unen países contra los subsidios agrícolas

Economía

El enfrentamiento por el ALCA que hizo estallar la cumbre de Mar del Plata parece tener un costado favorable, que es fortalecer la posición de los países del Mercosur contra los subsidios y aranceles de los países desarrollados que frenan el ingreso de los productos de la región. Ayer se supo que el canciller del Brasil, Celso Amorim, estaba en Londres preparando los argumentos de este bloque para llevar a la reunión de la Organización Mundial del Comercio que se hará el mes que viene en Hong Kong. Del resultado que se logre en esa espinosa cumbre dependerá que los países del Mercosur estén en condiciones de sentarse a hablar en serio del ALCA. Menos subsidios y aranceles es menos desigualdad, algo que -es cierto- frena los procesos de integración.

Rafael Bielsa dijo que «la posición del Mercosur sobre Doha, con algunos matices que no son de sustancia, sino condiciones locales de ciertas economías, está muy sólida, muy firme». Tras reunirse con Néstor Kirchner en Casa de Gobierno, reveló que el canciller brasileño, Celso Amorim, está en Londres coordinando con otros miembros del G-20 la participación en la reunión de Hong Kong, que se desarrollará del 13 al 18 de diciembre.

El ministro informó, además, que una reunión que celebrará con sus pares el 15 de noviembre en Montevideo «tiene como propósito terminar de pulir la voz común del Mercosur».

Esa posición compartida quedó expuesta en la reciente IV Cumbre de las Américas, en Mar del Plata, donde el Mercosur, con el respaldo de Venezuela, se negó a relanzar el proceso de constitución del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA) hasta conocer si en Hong Kong se producen avances en la supresión de subsidiosagrícolas. Bielsa sintetizó que de lo que se tratará en Hong Kong es de determinar «si habrá libre comercio o desarrollo, y que se tome en cuenta el trato diferenciado y se levanten los subsidios».

• Tranquilizador

Sobre las materias en negociación, el ministro de Relaciones Exteriores envió un mensaje tranquilizador a los industriales argentinos. «Pueden tener total tranquilidad de que no van a sufrir lo que sufrieron en la década del '90. No vamos a cambiar levantamiento de subsidios por dejarlos a la intemperie y que tengan que recibir la lluvia ácida de productos en condiciones de dumping o de competencia desleal», dijo.

«La Argentina, junto con Brasil, China y países de Africa, volverá a plantear en diciembre, en el marco de la Ronda de Doha que se realizará en Hong Kong, la discusión por el tema de los subsidios a las exportaciones»,
agregó, por un lado, el secretario de Asuntos Latinoamericanos, Eduardo Sigal a la FM «Millenium».

Agregó que estas naciones, constituidas en el denominado G-20, que son países productores agrícolas,
«defienden sus derechos para entrar sin trabas en los mercados de los países desarrollados, como Estados Unidos y las naciones de Europa, que impiden el acceso de nuestros productos con grandes políticas arancelarias».

El diplomático explicó que los productos agrícolas de países como la Argentina son «competitivos» en cuanto a calidad y precio, pero no pueden superar a productos que han sido subsidiados. En este marco, aclamó: «Vamos por la supresión de estos subsidios y esto es parte de lo que se está discutiendo». Respecto de la posibilidad de que la Argentina firme acuerdos bilaterales, el funcionario aclaró que «el Mercosur es el que negocia para los cuatro países los acuerdos de complementación económica» y recordó que entre 2003 y 2004 se firmaron «acuerdos con todos los países de la comunidad andina».

«Estamos en un proceso de negociación con México y con Canadá, hemos cerrado acuerdos con la India y con Sudáfrica, y ahora estamos en procesos de negociación con Pakistán, Egipto y Corea»,
concluyó el funcionario.

Dejá tu comentario